Road to the Village | Lisa Trevor: una historia llena de tragedia

Lisa Trevor
Alguna vez Umbrella estuvo cerca de encontrar la clave para desarrollar el arma bio-orgánica perfecta, pero no prestó la atención debida.

Hemos llegado ya muy lejos en este viaje por la historia de los sucesos más importantes de Resident Evil. Por si no lo recuerdan, recientemente estuvimos explorando en la importancia del parásito NE-α, su uso y sobre todo, el origen que le cobijaba antes de su “participación” más conocida en el desarrollo del temible Nemesis y todos los sucesos que protagonizó en Raccoon City.

Muchos de los nodos que hemos estado colocando en este mapa se conectan a través de una historia que pocos toman como importante pero no por eso deja de serlo (y, también es una de mis historias favoritas en toda la franquicia); se trata de la tragedia de la familia Trevor. Más explícitamente Lisa, quien bien podría haber sido el arma bio-orgánica perfecta.

La confianza no existe en Umbrella

Si han llegado hasta este punto creo que ya pueden darse una idea precisa de cómo es que operaba Umbrella: todo en esa compañía se componía de traiciones, paranoia y claro, muchísimos secretos guardados. Y no era para menos.

A pesar de que cada miembro de la compañía (quizás excepto los Wesker) sufría de delirios de persecución incluso entre sus camaradas más cercanos, yo creo que quien encabezaba esta forma de pensar era Oswell E. Spencer, quien no quería limitarse solamente a ser el ser supremo de Umbrella, sino también del mundo; esa no era una tarea que para él implicara confiar mucho en los demás.

Créanme, más adelante hablaremos todavía de más traiciones increíbles que llegó a cometer pero hoy profundizaremos en una de las más injustas (por así decirse): la familia Trevor. Ellos tuvieron la mala fortuna de estar cerca de Spencer y ser víctimas de su mente retorcida, les voy a contar quiénes son y cómo diablos es que llegaron a estar cerca de Umbrella.

Resident Evil GIF - Find & Share on GIPHY

Para entender todo el asunto, centren su imaginación únicamente en la mansión Spencer, ubicada en Arklay. Sí, esa mansión que todo el que haya jugado cualquier versión de Resident Evil 1 conoce de principio a fin. Si ya están allí, seguramente alguna vez en sus vidas, mientras tenían el control en la mano pensaron lo mismo que yo al ver todos los pasadizos y secretos ocultos de la mansión: “¿quién carajo diseñó esto?”

El equipo de desarrollo del juego tomó la decisión magnífica de hacer de la arquitectura de esta mansión otro punto importante para fortalecer la historia de la franquicia, así que también tiene una justificación canónica que, si bien existió en la versión original de 1996, se fortaleció aún más en el remake de 2002.

Todos los secretos de Umbrella en Arklay eran resguardados en esa mansión que por fuera lucía como el lugar de descanso de cualquier ciudadano adinerado. Pero eso no era suficiente en casos extremos: ¿qué ocurriría si algún curioso llegaba a entrar? No había problema, tendría que haber sido muy astuto para pasar desapercibido y a su vez, lograr resolver todos los acertijos. Todo eso fue considerado por Spencer, quien contrató a George Trevor, un famoso arquitecto neoyorquino, cuyo sello característico eran precisamente sus diseños que incluían acertijos y pasadizos secretos para resguardar las necesidades de sus clientes.

Spencer Mansion | Monster Wiki | Fandom

Spencer encontró en Trevor el ser perfecto para diseñar lo que sería la entrada al laboratorio secreto de Umbrella y en 1962 pusieron manos a la obra sin límite de presupuesto para hacerlo posible, trayendo algún tiempo después una mansión elegante, inspirada en otros edificios de la familia Spencer en Europa, específicamente su hogar.

Creo que si imaginan bien las cosas y consideran lo que dije al principio saben que, no había otra persona que supiera más los secretos de ese recinto en particular que Trevor… y ese era un riesgo que Spencer no podía ni pensar.

Regla #1: No vayas a cenar con tus clientes

Para el momento en el que la estructura ya estaba lista, George Trevor estaba casado con Jessica Trevor y juntos tenían una hija pequeña llamada Lisa. Una vez que los trámites habían concluido, Spencer invitó a toda la familia a celebrar juntos, y es aquí donde el primer error de todos comienza: Trevor aceptó y no solamente eso, debido a sus ocupaciones no le era posible llegar a tiempo, pero decidió enviar a Jessica y a Lisa antes.

Así que ellas dos llegaron a la mansión el 10 de noviembre de 1967 (un año antes de la fundación de Umbrella Pharmaceuticals) y George lo hizo el 13, encontrándose con un Spencer solitario que le comunicó que Jessica y Lisa se habían marchado entre esos días por “asuntos familiares”. Error 2: él lo creyó todo y se quedó a vacacionar con Spencer.

Es entonces cuando George comenzó a sospechar que las cosas no iban de forma tan normal como él creía, pues Spencer le contó sus planes de fundar una empresa farmacéutica y le confesó que la mansión serviría entonces como un recinto para alojar a algunos empleados de la misma. Y como mencioné antes, no había nadie que conociera mejor esa mansión que la persona que la diseñó, por lo que George se dio cuenta de que había ciertas cosas que ya habían sido manipuladas en su creación.

Pero claro, Spencer tenía un plan y supongo que parte de él era torturar psicológicamente a Trevor un rato y confundirlo. Sea como sea, Spencer y Trevor no estuvieron solos durante ese tiempo, había más investigadores observando el comportamiento de Trevor porque, en realidad, el plan era que fuera un sujeto de prueba para la ya existente investigación del virus Progenitor.

Lighter (Resident Evil Remake) | Evil Resource

Luego de que Trevor comenzara a perder cosas personales (como por ejemplo, un encendedor que seguramente muchos de ustedes recuerdan con amor) las cosas comenzaron a ser incómodas para él y decidió anunciarle a Spencer que se iría pronto; para no hacer la historia más larga, el último le emboscó y sus hombres lo noquearon para raptarlo.

George Trevor

Días después despertó en aislamiento, pero aún entendiendo lo que pasaba comenzó a documentar todo en un diario; es gracias a ello que el equipo S.T.A.R.S. (varios años después) pudo averiguar qué es lo que había pasado.

El problema para Trevor es que no gozaba de conciencia y memorias de forma íntegra, ya que ya había sometido a algunas drogas para entonces; esto afectó principalmente a su capacidad de resolver los acertijos que él mismo diseñó, por lo que terminó siendo una rata de laboratorio perdida en el laberinto.

Tristemente no consiguió escapar y luego de varios días consiguió acceder a una de esas secciones que desconocía: un terroso pasillo que concluía con una estructura de piedra inamovible. Poéticamente a Trevor le quedaba un fósforo más para mirar en la oscuridad, y así descubrió que la estructura era una tumba que tenía su nombre. George Trevor murió de hambre y deshidratación exactamente en el punto donde Spencer quería que lo hiciera.

¿Qué pasó con Jessica y Lisa Trevor?

Lo que les acabo de contar es, en realidad, la mitad de la historia. Y también es la parte menos preocupante. ¿Es necesario que les diga que Jessica y Lisa jamás se fueron de la mansión por motivos familiares? Pues no, no lo hicieron. Su destino al igual que el de George ya estaba escrito por Spencer.

George lo supo durante los últimos días de su vida, mientras deambulaba por la mansión. Inclusive en ocasiones llegó a encontrar objetos personales de su familia y como les mencioné, al final lo único que estuvo en sus manos fue anotar sus hallazgos y escribir para ellas en caso de que siguieran con vida, disculpándose por haberlas llevado allí en primer lugar:

“La lucidez fue total. Esos bastardos sabían desde el principio que moriría aquí y caí en su trampa. Es demasiado tarde; estoy perdiendo la cordura. Todo se está desvaneciendo.

Jessica, Lisa, perdónenme. Por mi orgullo las he involucrado en todo este maldito asunto. Perdónenme.” –George Trevor

Volvamos entonces al día en el que Jessica y Lisa llegaron a Arklay. Para ellas la cosa fue igual de tortuosa pero de una forma menos maquiavélica; Spencer las capturó sin más y las transportó con el equipo hacia los laboratorios para iniciar con la investigación.

Estoy segura de que recordarán las pequeñas menciones y referencias que hicimos antes de forma ambigua con respecto a Jessica y Lisa, especialmente cuando hablamos del origen del virus Progenitor y el parásito Nemesis. Pues hoy es momento de amarrar ese nodo con toda la explicación.

Luego de ser capturadas, madre e hija fueron separadas en la investigación, el equipo decidió llevar a cabo las pruebas del virus Progenitor tipo A en Jessica y las pruebas tipo B en Lisa. Antes de comenzar a perder la conciencia del mismo modo que George, Jessica decidió confeccionar un plan de escape para ella y su hija, dicho plan estaba escrito en la parte trasera de una fotografía familiar y la idea era pasársela a ella, pero esto nunca jamás pudo ser enviado, porque los resultados de sus pruebas no fueron precisamente satisfactorios para la investigación y Umbrella decidió asesinarla, el 13 de noviembre.

Lisa Trevor | Resident Evil Wiki | Fandom

La historia no fue igual para Lisa, quien es aquella Trevor que sufrió más las consecuencias del descuido de su padre. Ella al estar aislada, no tenía verdaderamente idea de que su madre ya estaba muerta y paralelamente el equipo necesitaba que se mantuviera serena para la investigación. Como solución Spencer propuso que una de las investigadoras se disfrazara como su madre para entonces presentarse ante ella y mantenerla con calma.

El efecto que eso tuvo consigo fue contraproducente, porque Lisa se encontraba bajo los efectos de las drogas y ya comenzaba a perder la cordura, pensó que los investigadores habían robado el rostro de su madre y entonces asesinó a la investigadora y le arrancó el rostro para poder devolvérselo.

Lisa intentó escapar y se vio enfrascada en el mismo laberinto que su padre, pero a diferencia de él, ella exploraba desde las entrañas del laboratorio hacia la salida y fue entonces cuando encontró lo que parecía ser la tumba de su madre, pero el mecanismo para abrirla era complejo y pesado, nunca logró abrirla debido a su estado mental y al hecho de que fue recapturada.

Más de una década en cautiverio

Lisa tuvo la mala suerte de ser compatible y mostrar resultados “positivos” para Umbrella, por lo que la cantidad de experimentos que la compañía llevó a cabo en su cuerpo fueron más de los que podemos contar y se convirtió en uno de los sujetos de prueba más valiosos y también secretos dentro de las jerarquías de la compañía.

Como podrán imaginarse, cuando Birkin y Wesker fueron promovidos en 1978 la primera cosa con la que se encontraron fue Lisa y sí, también continuaron las investigaciones con ella durante un tiempo, poniendo especial atención en su capacidad de resistencia. El problema con ello era lo que posteriormente se volvería una constante con otros ejemplares como los Tyrant: resultaban ser poco inteligentes al principio y por ende no tenían “un uso”.

Fue en 1988 cuando Spencer y compañía, escucharon acerca de lo que el parásito NE-α podía hacer en el huésped, dándoles esperanza de hacer de Lisa el ser que trascendería como el humano perfecto; cosa que, sabemos, era lo que todos querían en la vida. Mandaron traer un espécimen del parásito para luego instalarlo en el cuerpo de Lisa y ver qué pasaba.

¿Qué pasó? El cuerpo de Lisa era ya tan resistente y su regeneración celular era tan veloz que resultó ser que el parásito mismo fue destruido por su sistema, por lo que éste nunca pudo apoderarse de sus funciones cerebrales y por ende, no le devolvió la cordura ni mejoró su estado mental. Por un lado se había logrado que el parásito no asesinara al huésped (lo que era un problema que caía en la cancha de Umbrella Europa y terminó siendo un “buen descubrimiento”), pero por otro, Lisa eliminó al parásito; por lo que ninguna de las dos noticias fue algo precisamente bueno.

Sin embargo, algo interesante sí ocurrió en esa serie de eventos: el ADN del parásito se disolvió y mezcló con el de Lisa, provocando una serie de mutaciones nuevas y brindando entonces un terreno fértil para más investigaciones, pero en realidad nada de eso pareció ser algo completamente relevante para nadie.

En este video es posible ver el tipo de mutación que sufre Lisa, si han puesto atención podrán relacionarlo con un enemigo muy popular en la franquicia (¿ya empezaron a relacionar las cosas?):

La única persona que de verdad se dio cuenta de que allí estaba pasando algo sin precedentes y que tenía incluso un futuro más brillante que el mismísimo t-Virus, fue el doctor William Birkin, quien lejos de creer que Lisa era un fracaso rotundo (como su colega Wesker) comenzó a averiguar qué pasaba: la clave es que en Lisa se desarrolló una cepa del virus Progenitor que no se había descubierto antes.

Lisa continúo con su vida durante más años, su cuerpo parecía resistirle a ella misma y su mente se aferraba a conservar las pocas memorias que eran importantes para ella, su madre siendo la motivación principal. Lo triste es que después de tantos experimentos, la pobre Lisa terminó siendo irreconocible y hasta esta fecha no conocemos su verdadero aspecto final, pues se cubría de la piel de investigadores que asesinaba aún con la creencia de que robaban la identidad de su madre.

La vida eterna

La existencia de Lisa se convirtió tanto en una amenaza que luego de un ataque a tres investigadores en 1995, Umbrella decidió asesinarla pues ya no tenía ninguna función como sujeto de prueba y como dije antes, su propósito se había terminado porque para entonces (si pusieron atención en el Road) el t-Virus ya era un hecho y ya era la zona de confort para muchos.

Pero aunque pareciera que todos eran malvados y extremadamente fríos en Umbrella, hubo una pizca de suerte para Lisa: John Clemens. Un investigador que solía trabajar en la división de Chicago y fue transferido a Arklay para reemplazar a William Birkin como jefe de investigaciones, cuando Umbrella fundó el NEST y lo convirtió en director de ese laboratorio.

Lo peculiar con Clemens es que no es un personaje que hayamos visto directamente en los juegos, pero estuvo muy presente en la historia. Supongo que la mejor referencia que puedo mencionar para que se den idea de quién es, es que por su lado era el novio de Ada Wong, la espía que conocimos en Resident Evil 2; por el lado de Ada era solamente la coartada y la forma de inflitrarse en Umbrella para robar información. Ya saben, es nuestra espía favorita.

Ada Wong luce sus habilidades en un nuevo gameplay de Resident Evil 2

En Resident Evil Remake podemos encontrar una última carta que John le escribió a Ada durante las fechas en las que la versión renacida de James Marcus comenzó a atacar los laboratorios de Arklay y el t-Virus comenzó a infectar a todos; en esta carta John explica cómo terminar todo, activando el modo de autodestrucción del recinto, también le pide a Ada que recoga toda la información y la lleve a la prensa.

Pero Ada había tenido otros asuntos que atender y un noviazgo falso no estaba en la lista de pendientes. Así que cuando los S.T.A.R.S logran ingresar al laboratorio en julio de 1998, son ellos quienes encuentran la carta. Como dato curioso, a juzgar por descripciones y lugares, es muy posible que lo único que conocimos de Clemens en los juegos, fuera su versión zombificada, pues dicho zombie es el único que tiene un aspecto irrepetible:

John Clemens

Volviendo a lo importante, Clemens adoraba la investigación, pero repudiaba los procesos de Umbrella, especialmente la parte en la que se experimentaba en ejemplares humanos y especies animales de forma (obviamente) ilícita. Lisa tuvo la gran fortuna de estar a su cargo para el día en el que fue mandada a ejecutar.

El proceso para hacerlo fue exactamente el que se ordenó, y luego de haberla “ejecutado” aún fue puesta en observación por unos cuantos días para asegurarse de que estuviera realmente muerta, antes de deshacerse del cuerpo. Cuando ese día llegó, Clemens se encargó de transportar su cuerpo a una zona que nadie conocía y que muchos dejaron pasar por alto (incluido Oswell Spencer).

Él, al conocer muy bien la investigación y el estado de Lisa, supuso que ella despertaría y así fue, él decidió simplemente dejarla en libertad como una forma de reivindicarse con ella a nombre de la poca humanidad que podía existir allí. A partir de ese momento ella continúo merodeando por aquí y por allá; creando poco a poco una guarida que se fue conectando (probablemente debido a su exploración y ganas de salir) con varios puntos de la mansión más discretos; pero lamentablemente nunca al exterior.

Y no es que Lisa no pudiera finalmente huir, en realidad ella podría haber encontrado la forma de hacerlo, pero para ese punto lo único que ella buscaba era a su madre y al parecer ese es el motivo por el que pasó el resto de sus días en sus escondites de la mansión.

Nada es perfecto

Finalmente llegamos a mayo de 1998, cuando la mayoría del personal de Umbrella resulta infectado en el incidente del t-Virus, es entonces cuando el ambiente se vuelve aún más desolado, cosa que fue un beneficio para Lisa y su poder para deambular por los pasillos de la mansión.

Ese es el motivo por el que cuando el equipo S.T.A.R.S. es enviado a investigar en las montañas Arklay en julio de ese año y termina varado por azares del “destino” en la mansión, pueden encontrarse con ella y a menos de que buscaran acercársele o atacarla, ella simplemente seguiría con su camino.

Gracias a ellos, de forma casi accidental, es que Lisa finalmente puede encontrar el cadáver de su madre; y sí, la creencia era cierta, Jessica descansaba en esa tumba que Lisa nunca pudo abrir. Trágicamente es hasta ese instante cuando, luego de décadas, Lisa encuentra el plan que su madre había escrito originalmente para escapar. Al haber cumplido con ese anhelo, Lisa finalmente se siente liberada y decide que su vida puede concluir, arrojándose al vacío con el cráneo de su madre en manos.

Pero ¿no entendimos nada? Lisa era inmortal. Al menos su cuerpo y su resistencia impedirían que una caída terminara con su vida, por lo que ella sobrevivió un tiempo más, solamente para atormentar un rato a Albert Wesker (quien en ese momento ya había fingido su muerte para desaparecer del mapa de Umbrella y también para que los S.T.A.R.S., que ya sabían que era un traidor por ambos lados, se olvidaran de él) antes de que éste pudiera escapar de la mansión.

Lisa siguió a Wesker mientras éste intentaba escapar del laboratorio de Umbrella por la puerta principal de la mansión, allí se enfrentó a él. Pero él sabía que no podía perder mucho tiempo porque los S.T.A.R.S. ya habían activado el sistema de autodestrucción del recinto (gracias, John) y todo explotaría pronto. Así que disparó a un candelabro para que cayera encima de ella y pudiera irse.

Así, se asume que lo único que pudo terminar con la vida de Lisa Trevor, fue la explosión que resultó ser también la pérdida de mucha evidencia que posteriormente fue necesaria para que los S.T.A.R.S. pudieran reclamar justicia por ella, por su familia y por el resto de empleados de Umbrella como John.

Sin duda esta es una de las historias más oscuras de la franquicia, y también una de las más importantes para entender lo que sigue: la participación de los miembros del equipo S.T.A.R.S. en Arklay, las siguientes metas de Albert Wesker y qué fue lo que pasó cuando él y William se despidieron por última vez en julio de 1998.

Espero que las dudas que dejé intencionalmente en este texto hayan sido notadas por ustedes, ya que próximamente volveremos a hablar de Lisa desde otro punto de vista, y conocerán cuál es la relación que tiene con el episodio que la mayoría de los fans reclaman como su favorito: Resident Evil 2.

Así que no se despeguen de nosotros en próximos artículos, porque la cosa se pondrá buena; mientras, no olviden repasar todo lo que hemos publicado en este Road to the Village.

(Editora general)

Sorpresas etéreas × ♡

Comentarios