Road to the Village | El parásito NE-α, en busca del arma perfecta

Nemesis
¿Qué tan lejos se puede llegar con el objetivo de crear el arma ideal? Umbrella no conoce límites.


Nueva semana, nueva entrega de nuestro camino rumbo al lanzamiento de Resident Evil Village, este famoso road que hemos decidido llevar a cabo para ponerte al tanto de algunos de los temas que consideramos importantes para entender un poco más el contexto de la octava entrega numérica de la franquicia.

En esta ocasión tenemos enfrente un tema muy interesante, ya que nos toca conocer a fondo una de las principales complicaciones del desarrollo de armas biológicas, y cómo la solución a dicho problema dio origen a uno de los enemigos más famosos de Resident Evil, y posiblemente de los videojuegos en general. Así que es momento de que te pongas cómodo y charlemos un poco sobre el famoso parásito NE-α.

¿Amigo o enemigo? He ahí la cuestión

Durante el largo camino del desarrollo de armas biológicas, dentro de Umbrella se vieron con grandes dificultades debido a la limitada inteligencia que sus productos llegaban a tener, lo que significaba un grave riesgo al momento de su despliegue dentro del campo de batalla, al ser imposible reconocer la diferencia entre aliado y enemigo. Es por esto que toda la compañía se enfocó en corregir dicho inconveniente.

Aquí debemos hacer una pausa y recordar un poco de la estructura de Umbrella y sus funciones, principalmente en las divisiones de USA y Europa.

Si hacemos memoria, la división USA contaba en sus filas con figuras de la talla de Albert Wesker y William Birkin, y se encontraban enfocados en el desarrollo del Proyecto Tyrant, del cual surgieron especímenes tales como el T-002, visto en el primer Resident Evil, y considerado “la forma de vida definitiva” en palabras del mismo Wesker.

Tyrant Umbrella

Modelo T-002 (Tyrant, Resident Evil)

Pero a pesar del gran avance que el T-002 representaba, su poderío se veía mermado por su poca capacidad cerebral, como ya mencioné, lo que significaba un gran problema, ya que incluso en su primera aparición atacó inclusive a Albert Wesker.

Y precisamente aquí es donde entra la división europea de Umbrella, la más importante para el tema de hoy. Aprovechando los resultados de las investigaciones de su contraparte americana, la división europea tomaba punto de partida en dichos datos, y se enfocaron en tratar de eliminar los defectos existentes, sin importar el uso de prácticas poco ortodoxas.

Entrando a terrenos desconocidos

La solución a la falta de inteligencia fue propuesta por el Sexto Laboratorio de Investigación en Europa, y consistía en el uso de parásitos, algo que no era muy bien visto por la rama americana, debido a lo peligroso que podría ser su uso, en palabras del doctor Nathaniel Bard, investigador de NEST 2.

El grupo de científicos propuso dicha solución tomando como inspiración los relatos del parásito Las Plagas, organismo presente en historias de zonas aledañas a España, el cual al conectarse a la médula espinal de su huésped adquiere la capacidad de controlar su mente y cuerpo.

LasPlagas

Las Plagas

Bajo esta premisa, Umbrella creó su propia versión de Las Plagas, dando origen al llamado NE-α e iniciando el Proyecto Nemesis. El objetivo del proyecto era encontrar un anfitrión vivo al que le sería aplicado un ejemplar del NE-α, para que de esta forma ambos organismos sufrieran una reestructuración en su ADN, cambiando físicamente y transformándose en una sola arma biológica. En contra de todos los planes, no existía ningún organismo capaz de contener al NE-α, y tampoco alguna forma de controlarlo, por lo que el proyecto fue congelado.

Parásito NE-α

Parásito NE-α

Tomando el control de la situación

El plan para la correcta implementación del NE-α consistía en preparar de manera separada al futuro huésped y al parásito. Una vez que ambos estuvieran listos, el parásito sería colocado directamente en la médula espinal del arma biológica que fungirá como huésped, lo que permitiría al parásito absorber las células internas del virus T y empezar su crecimiento, formando un cerebro único propio dentro del bulbo raquídeo.

Mientras que el parásito crece, empieza a destruir el sistema nervioso y el lóbulo frontal del huésped, modificando la red neuronal para permitir que su nuevo cerebro tome el control de las funciones restantes del huésped. Una vez completado el proceso, tanto el parásito como el huésped habrán dado origen a un nuevo organismo.

El parásito toma control total del cuerpo del huésped

Pero como ya mencioné antes, no existía ningún organismo capaz de soportar el proceso de implementación del NE-α, existiendo registros de la muerte del huésped tan solo cinco minutos después de empezado el proceso, por lo que encontrar organismos capaces de resistir dicho proceso fue un gran inconveniente.

“El Huésped Maldito”

Pero no todo estaba perdido, ya que recordemos que Umbrella USA se encontraba enfocada en su proyecto estrella, el uso del virus T para la creación del Tyrant, el cual ya era usado incluso en pruebas de campo reales. Umbrella Europa tomó ventaja de esto.

Con el uso de un ejemplar de Tyrant, la rama europea de Umbrella logró grandes avances dentro del Proyecto Nemesis, al crear por primera vez un organismo estable resultado de la combinación del parásito NE-α y un huésped, llamando a esta nueva creación “Nemesis Tipo T”. Pero a pesar de que la investigación dio un paso adelante, nuevamente se toparon con un inconveniente, el control del parásito.

Nemesis Failed

Los prototipos del Nemesis Tipo T eran inestables

Si un Tyrant tenía la posibilidad de volverse peligroso incluso sin inteligencia, la inserción del parásito y su posterior desarrollo cerebral permitían al nuevo organismo tener cierto grado de razonamiento propio, lo cual hizo que el primer espécimen intentara escapar del centro de investigación, por lo que en posteriores versiones fue agregado un dispositivo que permitiera regular ciertas funciones del nuevo Nemesis.

Control de Nemesis

Científicos de Umbrella trabajan en el dispositivo de control

Fuera de dichos limitantes, las nuevas funciones que el parásito NE-α ofrecen a su huésped incluyen a capacidad de infectar a sus objetivos con secreciones del virus T o incluso infectarlos con el parásito y así controlarlos, además de ofrecer la capacidad de regenerarse y evolucionar en caso de recibir daño.

Un parásito muy útil para todos

Además de los usos que se les dio por parte de Umbrella Europa, un ejemplar del NE-α fue enviado a las instalaciones de las montañas Arklay, a petición de Albert Wesker y mediante la ayuda del propio Spencer.

El plan de Wesker era aprovechar la resistencia de Lisa Trevor, de quien ya hemos hablado antes y lo haremos formalmente a futuro, para tratar de superar la alta mortalidad del parásito y avanzar en sus investigaciones. Pero las pruebas dieron un giro inesperado.

Lisa Trevor

Una vez que el parásito fue inyectado directamente en el cerebro de Lisa, desapareció. Lisa se había vuelto tan fuerte que su cuerpo adquirió la capacidad de consumir totalmente al NE-α, lo que desconcertó a Wesker, pero que empezó a ser analizado por Birkin, quien ha pesar de mostrarse desinteresado en el parásito durante el principio, notó algo diferente en Lisa, algo que lo llevaría al proyecto de su vida, el virus G.

El uso más conocido dado al parásito NE-α se vio durante el incidente de Raccoon City, evento que fue aprovechado para desplegar un ejemplar de Nemesis Tipo T con el objetivo de cazar a los S.T.A.R.S. restantes en la ciudad, motivo por el que fue apodado “The Pursuer”, pero ya hablaremos de esto más adelante.

Nemesis Tipo T

Me gustaría contarles un poco más del uso en el campo de batalla del parásito NE-α, pero ese es material para otra entrega. Si se quedaron con ganas y quieren conocer un poco más sobre el parásito, pueden entrar a nuestra entrega de Virology dedicada especialmente a él, visto desde un punto diferente.

Si se perdieron alguna entrega de nuestro Road To The Village o simplemente quieren repasar algún detalle, pueden entrar a este enlace, donde podrán leer todos los artículos disponibles. Nos vemos en la próxima ocasión, con temas cada vez más interesantes.

(That Arklay Place)

Resident Evil fan.

Comentarios