Buscar por fecha
marzo 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
ThatArklayPlace

Reseña | Sea of Thieves

Sea of Thieves
Después de cuatro largos años en desarrollo, finalmente Sea of Thieves, la nueva propuesta de RARE, ha llegado a nuestras manos. Pero… ¿estará al nivel de las expectativas?

Sea of Thieves (SoT) es una de las exclusivas –tal vez la mas importante– de este año para Xbox One; la gente del legendario estudio Rare tuvo el apoyo de Microsoft para hacer un juego ambicioso, divertido, duradero y con el peso suficiente, como para hacernos comprar una de sus consolas.

Y a pesar de que Sea of Thieves es exitosamente entretenido y adictivo, hay algunos aspectos que denotan cierta falta de ambición y que contagian, al menos sobre este punto, algunas dudas con respecto a si el esfuerzo de adquirir un Xbox One valdría o no la pena, pero por ahora no es un título que recomendaría.

Pero, es extraño. Desde el momento en el que empecé a jugar, pensé en qué tanto me iba a contradecir al escribir este texto, pues todo el tiempo eres invadido de una mezcla de sentimientos encontrados, por momentos lo amas y por lo momentos lo odias; pero mejor les cuento los motivos a continuación.

Un pirata es libre de hacer lo que le plazca…

Sea of Thieves

Como les platiqué en mis primeras impresiones, el lore en Sea of Thieves es casi inexistente. Y digo “casi” por las efímeras platicas que tienes con los NPCs en cada outpost que te explican un poco –muy poco– del mundo en el que estás parado, pero no va mucho más allá de un contexto ligero que nos enfoca mucho más en el gameplay, y eso no está mal, porque es el eje principal de esta entrega.

Uno de los puntos mas fuertes de la nueva IP de Rare son sus mecánicas: si no son perfectas están muy cerca de serlo, no te guían para nada o te toman de la mano por mas de dos horas para explicarte cómo funciona cada cosa, y eso me parece excelente porque despierta a tu niño interior, tu curiosidad hace que imagines cómo es que debes continuar.

Sin embargo, la libertad que sientes inicialmente desaparece de forma casi inmediata al darte cuenta de que tienes que hacer “encargos” para otra gente. Este es el primer punto malo para mi gusto, pues Rare te dice “hey, eres libre de hacer lo que quieras, pero si quieres ser un pirata reconocido tienes que ser el chico de los mensajes para la Alianza Comerciante, que te pedirá que lleves pollos, cerdos, barriles y demás cosas de un lugar a otro; el que se ensucia las manos para la Orden de las Almas, que te requerirá para enfrentarte a hordas de esqueletos y llevando sus cráneos para obtener las recompensas; y finalmente ser la mano de obra para los Acaparadores de Oro, que te mandaran a islas distantes para resolver sus no tan complicados mapas y desenterrar increíbles tesoros”. ¿Qué piensas de tu libertad como pirata ahora?

Sea of Thieves

Fuera de la repulsión que siento hacia este aspecto del juego, la verdad es que el luchar contra esqueletos, buscar tesoros e incluso, ser el chico de los recados es totalmente disfrutable. Las horas escapan como agua mientras haces estas actividades, pues muchas veces cuando estás en una tarea, te encuentras con una botella que te lleva de una misión a otra haciendo algo muy natural: el hacer diferentes encargos y subir tu rango con cada una de las compañías.

Las compañías, como ya les expliqué te piden diferentes actividades para subir de nivel, cada cinco niveles subes de rango, que te asignará misiones de mayor dificultad y la posibilidad de comprar un instrumento “especial” como por ejemplo, un tarro para tus bebidas o una pala de oro para descubrir tesoros con estilo, instrumentos que al final de día son sólo cosméticos. Esto convierte la progresión en algo inexistente y en el principal problema de Sea of Thieves, pues después de horas y horas de grindeo tus recompensas son meramente estéticas; no te sientes mejor, ni más fuerte y mucho menos motivado, sino exactamente lo contrario.

Desde mi punto de vista, la falta de progresión se debe a que el estudio no quiere que sientas la brecha de niveles entre una persona que juega pocas horas a una que se la pasa navegando todo el día. Sin embargo, lo peligroso de dicha ausencia de un progreso que fuere más allá de lo estético, es que este puede ser motivo suficiente para no querer volver a jugar, especialmente para aquellos –como yo– que ya han dedicado un par de decenas de horas al juego.

Sea of Thieves

Ahora, eso sí, las mecánicas para manejar los barcos son de lo mejor, todo es manual en las embarcaciones, no aprietas Y para entrar, ni aprietas los gatillos para acelerar o frenar. No, aquí todo el esfuerzo lo haces tú, así que levantar anclas, izar velas, y disparar los cañones es completamente tu responsabilidad, por lo que la primera vez que zarpas te sientes realizado.

La primera vez que logré escapar de una goleta con cuatro personas, estando yo solo en una balandra, me llené de emoción, no podía creer la gran suerte que tuve de encontrarme con una tormenta y salir mejor librado que ellos, en definitiva, fue uno de los momentos más emocionantes que tuve.

Podemos encontrarnos con diferentes eventos alrededor del mapa. Las tormentas, por ejemplo, afectan la visibilidad que es casi nula y la manera de manejar el barco cambia un poco, pues el timón gira totalmente hacia un lado por lo que hay que estar muy atento en la dirección que toma el barco. A veces encontraremos una calavera hecha de nubes en el cielo, marcando una fortaleza en la que tendremos que luchar con hordas de esqueletos para obtener grandes riquezas, lamentablemente la mayoría de los jugadores quieren la recompensa para ellos solos sin importarles si pueden superar el evento o no.

Sea of Thieves

Por último el más importante: el encontrarte con el Kraken es, después de la progresión, lo más decepcionante de Sea of Thieves, hasta ahora lo único que he visto de él son sus tentáculos, una “lucha” aburrida que no te exige nada más que dispararles a éstos, a veces te absorberá e intentará ahogarte, pero sin bajarte demasiado la vida y en algún momento llegará a apretujar el barco sin hacer grandes daños. Una lucha de no más de cinco minutos, que te deja con un mal sabor de boca.

El combate tiene pocas alternativas, así que después de unas horas se vuelve algo soso y aburrido, lo más llamativo son las luchas entre barcos, algo que por cierto está mal balanceado, la goleta tiene 8 cañones y una resistencia extraordinaria, mientras que la balandra tiene 2 y se hunde con facilidad.

Esto me lleva a la gran importancia de jugar con mas personas, ya sean tus amigos o piratas con los que te encuentras alrededor del mapa de Sea of Thieves. El juego esta echo casi en su totalidad para jugar con los demás pues las ventajas que te da ir con otras 3 personas son lo suficientemente grandes como para hacerte reflexionar si en verdad quieres zarpar solo, pues todas las tareas que hagas tardaras mas del doble si vas de lobo solitario y claro ir acompañado te dará la posibilidad – con la cual no estoy de acuerdo por mi estilo de juego – de robar, hundir y matar a los cabezas de percebe con los que te encuentres.

Lo anterior me hace pensar que la gente de Rare necesita hacer algo con el matchmaking, tanto con el tipo de barcos que entran en un mismo servidor, como con el tipo de gente, agresiva o amigable.

Mi alma llora por una brisa, por un susurro, un solo soplo gentil

Sea of Thieves

Visualmente, Sea of Thieves es excelente ya lo habrán escuchado muchísimas veces, pero el diseño del mar es increíble, probablemente sea uno de los mejores que haya visto hasta este momento, gráfica y técnicamente hablando.

El estilo cartunesco queda perfecto con la temática y estilo de juego. El mundo es tan inmersivo y hermoso que a veces sólo te dan ganas de quedarte en una isla viendo el increíble atardecer en el horizonte con una “bebida” en la mano. Las tormentas son sorprendentes, tal vez lo único que queda a deber es la noche que no llega a ser totalmente obscura, fuera de eso todo lo demás es maravilloso.

Por otro lado, cada momento tiene su propio tema, si llegas a una isla escucharás una canción diferente a cuando estás en combate, la música, es buena. El sonido del mar, de las armas, de cada cosa que haces en el barco te hacen sentirte dentro del juego. En este apartado el juego es muy inmersivo.

Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Elrubius

El torneo de Fortnite planeado por Elrubius, rompió récords en YouTube

Next Post
Hajime Tabata

El director de FF XV Hajime Tabata, dirigirá un estudio en Square Enix

Related Posts