Road to the Village | Los orígenes del legado de Umbrella Corporation

Road to the Village
¿Qué es lo que hay detrás de una de las corporaciones malvadas más populares de los videojuegos?

Ha llegado un nuevo pedazo de nuestro Road to the Village; esta serie de artículos que profundizará para que puedas llegar con todo el conocimiento necesario para entender lo que prometen ser los eventos de Resident Evil Village, la octava parte de la serie principal de la saga. En este capítulo seguiremos explorando entre los orígenes de lo que se denomina como la base de la franquicia, dejando de un lado las infecciones y sus principios biológicos, para hablar de la compañía pionera del survival horror: Umbrella Corporation.

Umbrella

En el capítulo anterior conocimos los orígenes del virus Progenitor y cómo es que las personas clave en la fundación de Umbrella tuvieron que ver con él luego de –en realidad– décadas de existencia. El Progenitor no solamente cobra gran importancia a la hora de explicar la base del t-Virus, sino también de mucha de la idea general de eugenesia que rodea a cada nuevo capítulo de Resident Evil. 

Si quieres conocer un poco más acerca de la consolidación de la famosa corporación de Umbrella, acomódate y continúa conmigo.

La punta del iceberg

Iniciaré aclarando una cosa importante: hay más complejidad detrás de la historia de Umbrella de la que pareciera. En realidad, durante gran parte de su existencia era una empresa más e incluso era bien conocida por su catálogo de productos de consumo, algo así como lo que podríamos ver ustedes y yo en el mundo real.

Umbrella

Umbrella incursionó en varios mercados distintos como la farmacéutica, desarrollaba productos de belleza e incluso era productora en el mercado industrial y de salud. Desde luego que muchas de las cosas que describo pueden relacionarse de forma indirecta con el conocimiento, el giro y el verdadero propósito de la compañía; no solamente había que buscar la manera de lucir como algo normal para el público para no levantar sospechas, sino que también era primordial encontrar fuentes de ingresos para todos los planes en puerta y la mejor forma de serlo era sacando un poco de sí a la vista del público en general.

A esta cara de Umbrella se le denomina como Umbrella Pharmaceuticals y fue fundada originalmente en 1967 por tres nombres que deberán recordar muchísimo de ahora en adelante: Oswell E. Spencer, James Marcus y Edward Ashford. Tres hombres de linaje aristócrata que se hicieron amigos en la universidad a través del gusto coincidente por la ciencia, el ideal de mejorar la raza y, sobre todo, el poder.

Desde este punto hay que considerar que para ellos lo más importante era encontrar la manera ideal de perfeccionar a la humanidad, encontrar la longevidad o hasta la vida eterna y claro, adjudicarse el crédito por ello para ser considerados como dioses de la era moderna; pero a lo largo del tiempo nacieron rivalidades que exploraremos a través de este Road to the Village.

Umbrella Cofundadores

De izq. a der. – Oswell E. Spencer, James Marcus y Edward Ashford

Como podrás imaginar, toda investigación científica requiere de sujetos de prueba y considerando que Umbrella tenía como blanco ideal el encontrar la manera de desarrollar armas biológicas –traduzcámoslas con un ejemplo: súper soldados, de ahí que hablemos tanto de la raza humana– también se dedicó a fundar divisiones dedicadas al “turismo” para reclutar gente para los experimentos o disfrazar lujosos medios de transporte para llevar y traer piezas de investigación desde las bases en África.

Recordemos que en un inicio era complicado investigar más a profundidad la flor Stairway of the Sun, así que el equipo de Pharmaceuticals trabajaba desde Ndipaya para nutrir la investigación sin afectar la naturaleza del producto estrella.

El nacimiento y expansión de Umbrella

Luego de que Spencer descubriera y comenzara a generar hipótesis sobre las bondades de la Stairway of the Sun y que la investigación comenzó a rendir frutos, los tres camaradas emprendedores decidieron que debían volverse autosustentables y llevar las cosas más allá, ideando un proyecto con el cual pudieran mejorar las bondades del virus Progenitor y desarrollar algo más poderoso que pudiera comercializarse –de nuevo, un virus que pudiera, por decir algo, mejorar las habilidades de los soldados: volverlos más resistentes y fuertes, elevar su regeneración celular para conseguir rápidas recuperaciones a heridas o padecimientos, etc– a esto, luego de años, se le conoció como el famosísimo proyecto t-Virus.

t-Virus

t-Virus

Es aquí cuando las cosas se empiezan a poner interesantes y donde –como mencioné antes– las rivalidades comienzan. Para continuar con las investigaciones hacia la creación del t-Virus, cada cofundador de Umbrella se estableció en un lugar distinto para dirigirse a placer: Spencer se instaló a las afueras de las Montañas Arklay en un laboratorio subterráneo que disfrazó con un exterior de mansión de campo; Marcus adoptó un modelo semejante en el denominado Research Center que también parecía una mansión y se ubicaba cerca de Arklay; finalmente Ashford y su hijo Alexander, comenzaron a investigar en una base ubicada en la Antártida, construida en los adentros de lo que solía ser una fábrica.

Mansión Spencer, Umbrella Research Center y base Antártida

La investigación para encontrar la fórmula del t-Virus y por consecuencia la construcción del primer Übermensch –la definición de Nietzsche sobre el superhumano. Término que también ha sido acuñado por tiranos de la historia real y que posiblemente hayan sido inspiración detrás del desarrollo de personajes como Spencer y Albert Wesker– siempre fue un paseo repleto de experimentos inhumanos, traición y mucha paranoia, toda desarrollándose en dichos recintos y contándose décadas después en consecuencias letales.

El camino de construcción por el Übermensch

La investigación fue una cuestión compleja y tomó muchos años en culminar. Cabe mencionar que sólo un par de años después de su inicio, Edward Ashford falleció en un incidente biológico que probablemente fue orquestado por Spencer, esto debido a que su investigación al lado de Alexander cumplía con otros propósitos que más bien competían con el ideal inicial; también esto es un reflejo preliminar de la ambición que Spencer desarrolló a lo largo de los años.

Por otro lado estaba Marcus que además de entrenar a jóvenes científicos, dedicó gran parte de sus años obsesionándose con la investigación del Progenitor y el t-Virus, llegando al punto de cometer acciones poco éticas como la tortura humana y la constante experimentación con animales. Ya saben, eso a nivel videojuegos se traduce en aquellas cosas que en conjunto conocemos como armas bio-orgánicas (o B.O.W. por sus siglas en inglés) y que componen la alineación de la cadena alimenticia de enemigos en los principales capítulos de Resident Evil, especialmente 0 y 1.

En realidad, para Marcus era inútil perder el tiempo reclutando gente para entrenarla, pero hubo una pareja de investigadores que marcaron la diferencia con sus talentos prodigiosos en la virología y la ciencia: Albert Wesker y William Birkin, quienes prosiguieron en la compañía como protegidos de Marcus y tuvieron mucho que ver en la investigación del t-Virus… y otras cosas.

Albert Wesker

Albert Wesker y William Birkin

Con el crecimiento de Umbrella las cosas se ponen complicadas de explicar pero vamos a intentar sintetizarlo en lo siguiente: la compañía se dividió principalmente en dos, la primera mitad era Umbrella USA que tenía un cuartel general en Chicago y era la que se encargaba de administrar todas las actividades de laboratorios y bases en América; el laboratorio de Arklay era el escenario en donde se llevaban a cabo investigaciones principalmente relacionadas con el t-Virus y armas bio-orgánicas. Posteriormente se aperturaron otros laboratorios como el ahora conocido como NEST (lo recordarás de Resident Evil 2) para el desarrollo de otros proyectos, uno del cual averiguarás más adelante en esta serie de artículos.

Por el otro lado está Umbrella Europa, cuya alineación siempre fue rebelde y un poco escéptica sobre los descubrimientos de América con respecto al t-Virus y cada fase del prototipo del Tyrant, un arma bio-orgánica que pretendía fungir como un súper humano pero que iteración tras iteración presentaba el mismo problema: daño cerebral y poca capacidad para seguir instrucciones específicas, posteriormente se volvieron inteligentes, pero aún tenían problemas para definir entre amigo o enemigo durante una misión importante.

Europa se dedicó a buscar la manera de eliminar ese problema mediante la investigación y el uso de parásitos en ejemplares entonces avanzados de Tyrant como el T-103 (lo que muchos conocen como Mr. X).

Tyrant

Modelo T-002 (Tyrant, Resident Evil)

En términos resumidos, la división estadounidense de Umbrella se dedicaba al desarrollo de virus y la confección de armas bio-orgánicas, mientras que Europa, pese a compartir los ideales, buscaba mejorar proyectos que consideraba eran un estancamiento para su subsidiaria hermana.

Una de las cosas que dominó Europa en ese sentido fue el atrevimiento de explorar con parásitos, cosa que para América era impensable e incluso algo que rechazó sobre la práctica. Sin embargo, así fue como fue creado el Nemesis que, para sorpresa de muchos, es un ejemplar nacido en Francia.

Nemesis

Nemesis

Adicionalmente había otras divisiones de Umbrella como la de Japón, que servía estereotípicamente como aquella encargada del mantenimiento y desarrollo de las tecnologías y sistemas de inteligencia artificial de la compañía. Por aquí podemos justificar cómo y por qué Umbrella tenía tecnología adelantada a su tiempo y sistemas que no se vieron en la vida real durante 1998, para aquellos que se quejan de eso en los juegos.

Umbrella también pensó en los efectos secundarios de sus investigaciones y cómo hacerles frente, por lo que no solamente desarrolló armamento masivo para eliminar de golpe sus experimentos –sí, porque en algunos casos las vacunas no eran suficientes para erradicar infecciones– sino que también comenzó a entrenar de forma interna a grupos paramilitarizados; ejemplos son el Umbrella Security Service (U.S.S. por sus siglas en inglés) y el Umbrella Biohazard Countermeasure Service (U.B.C.S.).

La primera cargaba con tareas específicas para el cuartel general y protegía toda la información de organizaciones externas como el servicio militar del gobierno; una misión muy famosa en la franquicia es aquella en donde Umbrella decide enviar a soldados de la U.S.S. para evitar que Birkin entregara su investigación al ejército estadounidense, esto ocurre en la versión que prefieras de Resident Evil 2:

Por el otro lado, la U.B.C.S. era más una buena forma de encubrir las malas acciones de Umbrella, pues consistía en mercenarios, ex-convictos y también en veteranos de conflictos ocasionados por el desprendimiento de la Unión Soviética –en la interpretación del mundo de RE– que incluso llegaron a obtener puestos directivos y se convirtieron en los líderes de entrenamiento; ellos emprendían misiones de rescate en territorios expuestos a infecciones y desastres bio-orgánicos.

Lo peculiar es que la U.B.C.S. pretendía ser heroica porque su entretamiento consistía en hacerle frente a ejemplares bio-orgánicos sumamente letales como el Hunter, y también eran sometidos a tratamientos clínicos para evadir la exposición agresiva a cualquier infección. Para dar un ejemplo popular de la presencia de la U.B.C.S. en eventos de los juegos está Resident Evil 3, los mercenarios que son enviados para rescatar a los ciudadanos de Raccoon City son parte de este equipo y la mayoría cree que está trabajando con la cara buena de Umbrella.

Umbrella

El mayor acercamiento que ha habido con la U.B.C.S. fue en Resident Evil 3

Raccoon City

Volviendo al hecho de que Umbrella era un arbusto lleno de flores bellas por el exterior y raíces bien enterradas y podridas en el interior, una buena forma de mantener las apariencias fue convirtiéndose en una marca idealmente “local” en la pequeña ciudad de Raccoon; incluso un gran porcentaje de su población de alrededor de 100,000 habitantes trabajaba de alguno u otro modo en algo relacionado con la compañía.

Es apropiado decir que la economía de la compañía también se veía alzada de forma importante gracias al consumo de la cuidadanía y del turismo que recibía.

Umbrella

Póster de uno de los productos de Umbrella en Raccoon City

Umbrella también fue la madrina de importantes puntos de infraestructura en la ciudad –nunca olvidar que todo tenía dobles intenciones–, tal es el caso del Hospital General de Raccoon (o Spencer Memorial Hospital en la corrección de Resident Evil 3 Remake), ubicado muy cerca de la torre del reloj de St. Michael; este recinto también fungía como una cubierta para otro laboratorio secreto y allí se llevaban a cabo investigaciones… para variar.

Y para adelantarles un poco acerca de la relación entre Raccoon City y Umbrella, desde luego que muchas de las actividades de la compañía fueron muy bien planeadas y hasta encubiertas, tal como Jill Valentine menciona en el prólogo de Resident Evil 3 (1999), Raccoon más que ser una ciudad apoyada económicamente por Umbrella, era controlada por la misma. Un buen ejemplo es Brian Irons, –jefe de la policía de Raccoon City– quien era bastante corrupto y ayudaba a encubrir todas las actividades ilícitas de la compañía, en la nueva versión de Resident Evil 2 se exploró mucho más con respecto a sus verdaderas intenciones y la profunda relación que él tenía con ella.

Sin embargo, esto es todo por hoy. Recuerden que semana a semana traeremos un nuevo contenido que explicará para ustedes los sucesos, apariciones y lugares más relevantes para la historia de Resident Evil en orden cronológico, hasta que llegue a nuestras manos el último capítulo de la serie.

Si quieren leer el resto de los artículos que hemos publicado en este Road to the Village, pueden acceder a través de este enlace ¡Nos vemos en la próxima!

(Editora general)

Sorpresas etéreas × ♡

Comentarios