Buscar por fecha
febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
ThatArklayPlace

Tomb Raider: El retorno de Lara Croft en el cine no fue tan malo, pero…

Tomb
La valentía de Lara Croft regresa a la pantalla grande en una cinta repleta de sentimentalismos que arruinan lo que pudo haber sido una gran adaptación cinematográfica.

Hace unos años, Crystal Dynamics y Square Enix corrieron el riesgo de replantear lo que conocíamos de Lara Croft como personaje y como uno de los mayores iconos femeninos en el mundo de los videojuegos. Entonces, con el reboot de Tomb Raider en 2013, conocimos a una versión mucho más humana y vulnerable en comparación con la aventurera inmortal y extremadamente sensual que teníamos ubicada.

Esto no significa que Lara perdió el lugar que siempre le correspondió, al contrario, el hecho de haber ofrecido un mayor contexto del personaje y los motivos que cobijan su creciente sed de descubrimiento –eliminando la aparente perfección de su versión anterior– es lo que la han convertido en un gran ejemplo a seguir, especialmente para las nuevas generaciones.

Tomb

Lara Croft fue una de la pioneras del empoderamiento femenino en los videojuegos, su impacto y popularidad fue tal que a principios de la primera década de 2000, Angelina Jolie se puso en sus botas en lo que se convertiría en la primera adaptación cinematográfica de la franquicia. El resultado fue desastroso, pero no lo suficiente para impedir que una secuela, titulada The Cradle of Life (2003), viniera a cerrar el ciclo con una ejecución igual de mala.

Sin embargo, la esperanza de mantener a Lara en el cine no fue de desistir, por lo que desde 2011 se había planeado el reinicio de su historia en la pantalla grande y no fue hasta 2015 que comenzó a concretarse con la noticia de que Warner se encargaría de la distribución, definitivamente en un buen momento para también aprovechar la nueva imagen de Lara para representarla en otros medios.

Así, la nueva cinta de Tomb Raider toma inspiración de esta renovada faceta de la serie para entregar una adaptación que, si bien recoge buenas referencias y es fiel a la idea original, se ensucia por completo a la hora de intentar mezclarles con sus propias ideas y una síntesis obligada por el reducido tiempo.

Nota: A pesar de que siempre evito arruinar todos los momentos importantes, para poder desenvolver mejor este artículo, es posible que de pronto encuentren uno de esos infames SPOILERS. Así que, si tienen curiosidad aún así, pueden continuar leyendo.

I’d finally set out to make my mark (????)

Tomb

Los primeros minutos de Tomb Raider se centran en una joven y temerosa Lara (encarnada por Alicia Vikander) que es constantemente perseguida por sus deseos de seguir adelante luego de siete años de haber visto por última vez a su padre, Richard (Dominic West). Todo el contexto enriquecido y acomodado de la familia Croft sigue existiendo en la historia, pero Lara se niega a aceptar estar a cargo de todo, pues le es inevitable preguntarse con gran constancia, qué fue que ocurrió con su padre.

Idealmente, Lara vive con la idea de que Richard está muerto y se dedica a mantener una vida modesta, llevando a cabo trabajos de mensajería y ocupando sus ratos libres fortaleciendo sus habilidades físicas. Sin embargo, durante todo el rato es fácil percibir que algo más hace falta en su vida; un pequeño salto o una chispa que ponga en los rieles su destino y la verdad sobre sí misma.

Tras un momento de adrenalina que culmina en el arresto de Lara, ella es reclamada en la estación por la socia de su padre, Anna Miller (Kristin Scott Thomas), quien persuade a Lara para firmar los papeles de la herencia antes de perderlo todo. Inmediatamente somos transportados al momento en el que descubre que las respuestas están por llegar.

Tomb

Tanto las influencias de Richard en la personalidad de Lara, como el contexto detrás de sus habilidades, son justificados y explicados a través de ligeros flashbacks que bien nos dan a entender por qué ella es la única persona con la capacidad de estar familiarizada con varias disciplinas o de entender mensajes que posiblemente alguien más pasaría por alto.

Lara retorna a la mansión Croft y siguiendo las pistas, se hace de una videocámara en la que Richard dejó un último mensaje pidiendo a su hija que destruya todos los documentos de su investigación acerca de la reina de Yamatai, Himiko, quien, según las leyendas, tenía habilidades sobrenaturales que le otorgaban la capacidad de arrancarle la vida a cualquier ser humano que tocase; así que su destino fue fatal al ser condenada a morir en una isla.

Pero ¿por qué un simple mito para Richard era tan importante? ¿Qué peligro podría haber si el mundo descubriera sus hallazgos? Una de las características que todos conocemos de Lara es que puede llegar a ser testaruda y determinada al momento de saciar su curiosidad, y ante una oportunidad tan grande como averiguar dónde terminó su padre, ella decide adentrarse un poco más en continuar lo que él inició.

To find adventure

Tomb

Es en esta etapa de la cinta en la que es posible entusiasmarnos un poco, porque comienzan a asomar las referencias en la historia de los nuevos e –incluso viejos– videojuegos, combinando un poco con el misterio que alberga la mansión Croft. Incluso es muy agradable notar las similitudes que hay en los jardines del recinto de la película con los originales. A su vez, Tomb Raider (2013) también se centró en ofrecernos una versión mágica de las leyendas de Himiko.

A decir verdad, desde los primeros avances de Tomb Raider me empeñé en mantener bajas expectativas con respecto a lo que vería en la sala de cine, y puedo reconocer que lejos de haber sido un desastre, hay cierto cuidado en el tratamiento del personaje y de la historia misma, especialmente considerando que había que resumir todo el curso de un videojuego a escasa hora y media.

Para conseguir eso, el elenco se enfoca en muchos menos personajes y se ve en la necesidad de sacarse algunas novedades de la manga como a Lu Ren (Daniel Wu), un individuo que se convierte en el compañero de Lara en la búsqueda de la isla de Himiko, pero que cuando deja de ser un recurso útil para nuestra heroína, se convierte en algo desechable e incluso burdo.

Tomb

Lo triste es que cuando comienzan los momentos emocionantes en la historia, es decir, cuando Lara Croft decide emprender el primer viaje de su vida, es cuando todo comienza a venirse abajo, porque parecería que el personaje sufría más cuando tenía que andar en bicicleta para conseguir dinero y por otra parte, la crudeza que le dio fuerza a la Lara de los videojuegos –como su primer asesinato, por ejemplo– parece pasar desapercibida, si es que siquiera fuera perceptible en momentos de la película.

Recuerdo el momento en el que conocemos al villano principal, Mathias Vogel (Walton Goggins) y los primeros minutos en los que lo vemos en acción. Durante ese tiempo imaginamos que su personalidad temeraria, su sangre fría y sobre todo, su locura provocada por el largo tiempo que lleva confinado en la isla, serán grandes factores de cuidado para Lara, sobre todo si consideramos que, de paso, está en busca de lo mismo que ella y que no dudará en asesinarla para obtener lo que quiere.

Pero esto no llega a ocurrir, al contrario. Y es de hecho gracias a su aparición en la historia, que los defectos y la blandeza del guión comienzan a notarse a mayor escala y es decepcionante porque la primera mitad de la cinta se da el lujo de fluir con sutileza; abriendo paso una buena oportunidad para aprovechar la delicadeza y el rostro angelical de Vikander para contrastar con una Lara fuerte y capaz de enfrentar batallas de mayor proporción.

But instead…

Tomb

Pero no es que eso sea todo, de hecho poco a poco el guión sigue convirtiéndose en algo cada vez más predecible y sentimentaloide en medio de problemas que amenazarían a la humanidad. Al menos tenemos momentos de acción y es divertido encontrar las similitudes de ciertas secuencias bien conocidas en el juego, como la estrepitosa caída en paracaídas o el derrumbe inminente de su modesta versión del Endurance en la tormenta del Mar del Diablo. 

Como mencioné anteriormente, el reducido tiempo que había para contar la historia fue el motivo por el cual se sacrificaron varias cosas importantes, especialmente luego de que Lara arriba a la isla de Yamatai. Todo se movió tan rápidamente que ni siquiera nos percatamos de la belleza en las locaciones o acaso hubo tiempo de explorar con calma en la naturaleza. Independientemente de que la cinematografía se enfocó mucho más en la acción que en los horizontes, algo irritante fue que nunca fuimos contagiados del sentimiento japonés de la isla; terminamos barados en un campo repleto de hombres trabajando y luego saltamos directamente a la tumba de Himiko.

Tomb

El punto importante de la caída es más evidente cuando Lara finalmente encuentra lo que estaba buscando –adivinen, por favor– y todo se torna completamente sentimental, incluso hay un momento en el que se nota cierto grado de capricho y chiqueo inconsistente en la personalidad de nuestra protagonista, olvidando por completo todas las adversidades que minutos antes presenciamos. Así, el momento cumbre es totalmente insípido; hay una conversación repleta de recriminación, ambigüedad e incluso discusión respecto a la poca orientación vocacional de Lara.

Lo triste es que aquí es en donde la producción tuvo que decidir en qué profundizar con el poco tiempo restante cayendo encima: los asuntos familiares de los Croft, o la carrera en contra de Trinity o las posibles consecuencias de disturbar la tumba de Himiko. ¿Por qué no hacer las tres cosas al mismo tiempo? La respuesta a dicha pregunta resultó en un desastre apresurado que sacrificó todo desarrollo positivo y sobre todo, que decepciona al haber tenido que humanizar a Himiko y dejar a un lado cualquier dificultad sobrenatural que nos dejara ver un poco más de acción.

Los últimos momentos del filme no precisamente se enfocan a cerrar la historia, al contrario, la secuela es evidentemente declarada a través de un par de escenas que denotan nuevos problemas y también, que Lara finalmente ha abrazado su pasión por la aventura y por desenmascarar todos los misterios que se avecinan.

Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post

Una genial versión física de Sonic Mania está en camino

Next Post
carreras

Preparen sus motores ante el nuevo título de carreras de Sonic

Related Posts