Buscar por fecha
marzo 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
ThatArklayPlace

Reseña | Kingdom Hearts III – El viaje que todos esperábamos

Kingdom Hearts III es la conclusión a una saga que, por su carisma y su magia, continúa atrapándonos a pesar de sus problemas e imperfecciones.

Han pasado 17 años desde la primera entrega de Kingdom Hearts, y 14 desde Kingdom Hearts II, pero lo que considerábamos como una promesa vacía de Tetsuya Nomura por fin se ha concretado. Kingdom Hearts III (KHIII) se encuentra en nuestras manos y mucho ha pasado desde entonces. Así como Sora, Donald y Goofy, ya no somos los mismos que partieron de Destiny Islands tiempo atrás. ¿Ha valido la pena la espera? ¿Las elaboradas teorías que buscaban conocer el destino de nuestro héroes y la decisión de profundizar la simple historia de un chico contra el mal? Si quieren descubrirlo, quédense conmigo.

We’ll go together!

Empecemos diciendo lo obvio: Kingdom Hearts no tiene una historia complicada. A pesar de contar con nueve entregas (las cuales en su momento estuvieron distribuidas en diferentes consolas como Gameboy Advance, PlayStation 2 y Nintendo DS), la trama de la saga sólo espera que recuerdes muchos nombres, términos y conceptos que ahora convenientemente puedes encontrar en la misma plataforma (PS4). Pero supongamos que eres alguien sin tiempo. alguien que sólo quiere ver por qué se hace tanto ruido de un juego “tipo Final Fantasy” con personajes de Disney, y KHIII es tu primer chapuzón en la franquicia.

Semanas antes de su lanzamiento, Square Enix anunció que, como parte de los parches iniciales, incluiría un segmento especial denominado Memory Archives en donde, a través de pequeños clips, se contaría a grandes rasgos la trama hasta KHIII. Como parte de esta reseña, observé estos “cortometrajes” para comprobar qué tanto podría entender alguien que entra de lleno a la conclusión de la llamada Dark Seeker Saga, sin haber jugado los títulos anteriores.

¿Cumplen su función los Memory Archives? Sí, pero, como era de esperarse, muchos de los guiños importantes que se hacen dentro de KHIII quedan perdidos en la traducción. Sin tapujos, el juego te exige un conocimiento previo sobre las demás entregas. Y no sólo eso, sino que comienza a arrojarte nombres, situaciones y problemáticas que invariablemente, si no viviste, ya sea a través de los Memory Archives o jugando las entradas pasadas, te costará mucho trabajo seguir. Dicho de otra forma, KHIII es un juego pensado para los fans.

Kingdom Heart 3

La trama continúa lo visto en Dream Drop Distance y 0.2 Birth by Sleep – A Fragmentary Passage, en donde Sora, al haber fallado el examen de Mark of Mastery, deberá buscar una nueva forma de obtener the Power of Waking, para así encontrar las siete piezas de la luz que se enfrentarán a las 13 de oscuridad. Ya saben, un día normal en el universo de Kingdom Hearts. Como es costumbre, Sora, Donald y Goofy deberán visitar distintos mundos de Disney, así como propios de la franquicia, para que nuestro héroe recupere su poder tras casi caer en la oscuridad en DDD. Sin embargo, es inevitable sentir que ahora la historia original del juego y las historias de cada uno de los mundos están desconectadas, pues una de las grandes debilidades del juego la encuentro en las secciones que quieren parecerse muchísimo al material original de las películas de Disney, tan es así que muchas veces terminas preguntándote si era necesaria la presencia de nuestros héroes en el mundo, perdiendo así la magia que evocaban las distintas interacciones con otros personajes familiares.

Worlds Collide

Como se había confirmado anteriormente, no hay sorpresas. Los mundos presentados en avances y diferentes materiales de promoción (Olympus, Twilight Town, Toy Box, Kingdom of Corona, Monstropolis, Arendelle, 100 Acre Wood, The Caribbean y San Fransokyo, así como otros originales) son los que encontraremos aquí. El tratamiento que se les da, sin embargo, es definitivamente novedoso dentro de la serie. Los mundos en KHIII por fin se sienten detallados y con vida: la interacción, aunque sigue siendo limitada, ha mejorado en muchos aspectos; la verticalidad juega un papel importante no sólo en la exploración sino en el combate también; y es prácticamente un sueño hecho realidad ver distintos personajes NPC. No obstante, hay momentos en los que es inevitable sentirse dentro de un pasillo, elaborado, sí, pero pasillo al fin y al cabo y pensar: ‘Cierto estoy jugando Kingdom Hearts’.

Kingdom Hearts III
Gummi Ship

El traslado entre mundos una vez más se da a través de la Gummi ship, cuyo segmento mejoró considerablemente en esta entrega. La exploración ahora se da manera abierta, relativamente, y vienen diferentes misiones y actividades que hacen más placentero el viaje de un mundo a otro. Y, lo más importante, todas las demás misiones secundarias son opcionales. Claro, de vez en cuando tocará luchar contra un jefe para poder avanzar, pero son muy pocas veces en comparación con los juegos pasados.

My friends are my power

Esto nos lleva a una pregunta clave, ¿KH III es divertido de jugar? La respuesta sencilla es, sí, es un juego que te hace sentir poderoso conforme Sora va adquiriendo nuevas habilidades y equipo. Sin embargo, también tendría que describir el gameplay como lleno de opciones. Esto a su vez es algo bueno y malo. El sistema de combate se siente como una combinación de todos los anteriores, pero más apegado a lo que vimos en 0.2 Birth By Sleep – A Fragmentary Passage, debido a los Formchanges que adquiriremos a través de las diversas keyblades del juego. Este cambio es totalmente bienvenido pues gracias a los upgrades que puedes realizar a tu arma, siempre estarás circulando entre una y otra. Algo impensable en entregas anteriores cuando sólo tenías que utilizar la más fuerte. La otra mecánica endémica de KHIII son las atracciones que podemos convocar en combate, lo cual ocurre muchísimas veces de las que consideraría adecuadas. Apenas daba unos cuantos golpes en combate y ahí estaba la opción de convocar a la Pirate Ship o los Mad Tea Cups. Por otro lado, uno de los aspectos que más disfruté es que ahora Donald y Goofy se sienten como verdaderos compañeros de batalla, pues ahora, con sus limits y formas de combate, constantemente se siente proactivos frente a los enemigos.

Kingdom Hearts III
Kingdom Hearts III no es indiferente a los combates llamativos

KHIII no está exento de coleccionables y en esta entrega, además de las clásicas recetas de síntesis de los Moogle, también dedicaremos gran parte de nuestro tiempo a encontrar ingredientes para cocinar junto a Remy (Ratatouille) y así obtener pequeños boosts. Así mismo, encontraremos los clásicos summons, esta vez denominados links, que agregan todavía más espectacularidad al combate y el FlowMotion, visto por primera vez en Dream Drop Distance, que esta vez no puedo evitar sentirlo como una versión más paupérrima.

Si bien KHIII destaca por la cantidad de opciones que ofrece para que sus sistemas de juegos sean resplandecientes y entretenidos, muchas veces esta variedad llega a ser algo secundario y es muy probable que esto tenga que ver con que la dificultad del juego, incluso en su nivel más alto, resulta bastante sencilla comparada con las entregas pasadas. Esperemos que esto cambie con la inclusión del Critical Mode en el próximo DLC anunciado por Nomura

La última aventura de Sora pretende tirar la casa por la ventana para demostrar distintas formas en las que el gameplay es todo menos monotemático. Pero así tan pronto como adquirí la posibilidad de cocinar con ‘Chefcito’ o de invocar a Wreck It-Ralph, Ariel y Stitch, así de pronto olvidé estas mecánicas.

Kingdom Hearts III
Little Chef
You’ve got a friend in me

No hay duda del valor de producción en KHIII. Los gráficos, realizados en Unreal Engine 4, son absolutamente hermosos y destacan sobre todo en los mundos de Disney en los que se recrean personajes en 3D, como Arendelle y Kingdom of Corona, tan así que muchas veces sientes que estás mirando la película original. Me alegra que Square Enix haya decidido abandonar el Luminous Engine para este juego; los primeros adelantos no eran necesariamente halagadores y siempre había un contraste entre los personajes humanos y los que provenían de una caricatura.

Por otro lado, las composiciones musicales, tanto las originales como las recreaciones, otorgan una profundidad que en sí es característica, pero a la vez es renovada, en el ambiente de Kingdom Hearts. El juego, al ser la última entrega de la saga The Dark Seeker, se siente más grande y las piezas recrean muy bien dicha sensación. Y a pesar de que considero que Face my fears, de Utada Hikaru y Skrillex, no tiene la misma fuerza como tema de entrada como la tuvieron Simple and Clean Passion (Sanctuary), sí consigue transmitir ese sentimiento épico que necesita el título. Por otro lado, a pesar de ya no contar con talentos como Leonard Nimoy (Master Xehanort) y algunas voces originales de las películas de Disney, la actuación vocal resulta verosímil y sólo ayuda a hacer más inmersiva la experiencia.

Conclusión

Hablar de Kingdom Hearts III resulta complicado, pues se aborda una serie que ha recorrido décadas y distintas plataformas a lo largo de su historia, y que no siempre ha sido perfecta, tanto en su forma de contar su historia, así como de perfeccionar el sistema de juego.

La última entrega de la saga, por diferentes razones pero principalmente por el desarrollo y entramado de su historia, se siente de nuevo como si Tetsuya Nomura nos estuviera preparando para una entrega más grande, más ambiciosa y con la promesa de arreglar los problemas cometidos en el juego pasado.

Al final, KH III es un juego de opciones, donde tanto los fans como los jugadores más casuales de la saga, o del género, encontrarán algo que los entretenga, pero definitivamente el factor sorpresa se pierde en medio de todas sus posibilidades que pueden dejar a más de uno insatisfecho.

Texto: Diego Caballero.

The end?

Kingdom Hearts III
85 100 0 1
85/100
Total Score

+

  • Los mundos son amplios y detallados
  • Trasladarse en la Gummi Ship nunca fue tan divertido como ahora
  • El sistema de combate, aunque no es el más profundo, es llamativo
  • La interacción entre algunos personajes se sienten más reales que nunca

-

  • La relación entre la historia principal y la de los mundos de Disney se siente desconectada
  • Continúan presentes los mini juegos que se sienten superfluos
  • Incluso en la dificultad más alta, el juego es relativamente sencillo
  • La conclusión de la saga dejará insatisfechos a muchos
Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Jade Raymond

Jade Raymond se une a las filas de Google como vicepresidente

Next Post
Facebook

Caída de Facebook dejó sin diversión a muchos usuarios de Pokémon GO

Related Posts