[ M# Picks ] Momentos de terror que nos dieron risa

Momentos terror risa
A veces las escenas de terror pueden ser muy graciosas.

Existen momentos dentro de los videojuegos que nos dejaron marcados debido a su impacto emocional, ya sea por ser muy graciosos, tristes, asombrosos o tenebrosos. Esas escenas que los escritores y desarrolladores planean para provocarnos ciertas emociones utilizan recursos como los personajes en sí, las actuaciones de los actores y actrices de doblaje y la música que se escucha en el momento.

Particularmente los momentos de terror son en los que nuestras emociones se exaltan más, ya que con ayuda de herramientas como el Jump Scare, los sonidos del juego, de los enemigos y la música de ambiente, nos predisponen a esperar y eventualmente asustarnos.

Muchas de esas escenas logran su objetivo pero hay algunas otras que simplemente no nos asustan, tampoco nos hace expresar ninguna emoción o peor aún, nos causa cierta gracia. Así pues, desde el equipo de Missing Number les compartimos esos momentos que debían darnos miedo pero en lugar de eso nos dieron risa.

El combate en Silent Hill: Downpour | @Pamelaine_

Ah, Silent Hill. Esa serie que nos tuvo en la cima y de pronto nos metió a un limbo de experimentos fallidos. Uno de los más dolorosos para mí fue Silent Hill: Downpour que llegó a Xbox 360 y PlayStation 3 en 2012 con promesas medio rotas. Y digo “medio” porque en realidad no es que el juego no haya cumplido con muchas cosas que en aquel entonces eran nuestro sueño, explorar libremente el pueblo de Silent Hill como una de las más grandes.

El problema de Downpour es que está repleto de glitches increíbles, y los mismos terminan siendo en realidad muy graciosos. Puertas que podemos atravesar sin necesidad de ningún ítem y un combate hilarante con las criaturas que abundan en la aventura; recuerdo perfectamente de haber lanzado rocas a enemigos que estaban ubicados detrás de mi personaje, y las rocas se dirigían hacia su dirección a pesar de haberlas lanzado hacia adelante.

Es triste, porque Downpour es lo más cercano a una secuela de la serie hasta ahora, pero bueno, si quieren reír un rato y tienen muchísima paciencia, esa es la opción.

House of the Dead 2 – La batalla final | Fer (@MekaniDragon_OP)

Sabemos que aunque la serie de The House of the Dead  busca emular las películas de terror de serie B, eso no excusa para que algunos de los antagonistas principales sean un chiste. Muchas veces el humor involuntario llega a chocar con la dificultad de los combates, haciendo que el ambiente tenso construido alrededor el jugador se pierda casi por completo.

Cabe aclarar que este suceso se repite una y otra vez a lo largo de varios de las entregas de la franquicia, destacando personalmente aquel del último encuentro en la segunda parte. Considerando la importancia de Caleb Goldman como el verdadero responsable de las desgracias del primer y segundo título, uno esperaría un villano aterrador, un genio manipulador y/o un maestro de los discursos cuyo carisma habría de hacer dudar hasta el más santo de su firmeza moral.

Desgraciadamente en la versión inglesa obtuvimos a un simplón cuya lucha en contra de la raza humana, no va más allá de un cliché de querer buscar el balance en pro la naturaleza. Tampoco ayuda que su discurso esté pésimamente ejecutado, la cámara del juego haga ver las escenas aún más ridículas y el subsecuente jefe (The Emperor) sea una calca de la entrega original.

The Legend of Zelda: Majora’s Mask – Batalla final | Alfredo

Uno de los juegos más oscuros de la saga de The Legend of Zelda es sin duda Majora’s Mask, con su tema apocalíptico y niveles bastante tenebrosos. Fue un parte aguas para los fans de la franquicia allá por el año 2000 cuando salió para el Nintendo 64, aunque estuvo disponible en diferentes consolas a través de los años.

Los que tuvieron oportunidad de jugarlo en aquellos años estoy seguro que hubo momentos de tensión y miedo, con manos saliendo del suelo, muertos vivientes, unos jefes terroríficos y más enemigos a lo largo del camino. Pero lo que todavía me regresa una risa cuando me acuerdo, es la batalla final con la Encarnación de Majora.

Ver cómo en esta fase a la máscara de Majora le salen pies y brazos, fue un momento climático y esperaba lo peor. Pero cuál fue mi sorpresa, que rompió por completo con el climax de la pelea por cierto, cuando empieza hacer el moonwalk de Michael Jackson, así es, pero no acabó ahí, hasta empezó a bailar como ruso y lo que parece ser unos giros de ballet. Ciertamente fue un momento muy cómico para mi, obviamente se une a que termine el juego peleando contra la encarnación bailarina de Majora.

Resident Evil 3: Nemesis – La muerte de Brad | Víctor

Nuestros buenos amigos de That Arklay Place platicaban en el último episodio de Audio_Files que uno de sus momentos icónicos favoritos era la aparición de Nemesis frente a Jill para inmediatamente después matar a Brad. Pero, al contrario de ellos, esta escena siempre me ha causado mucha risa.

La ambientación es muy buena y como tal la escena es emblemática porque representa un momento en el que el jugador se da cuenta de la clase de enemigo que nos perseguirá durante la aventura, un ser despiadado que sin más esfuerzo acaba con el pobre Brad y sin tomar un respiro se dirige hacia nuestra protagonista para seguir su trabajo.

Sin embargo, aunque la animación por computadora esta realmente bien hecha para su tiempo, las expresiones exageradas, la actuación de voz, Nemesis volteando a ver a Jill, misma que al ver el cadáver de Brad parece le preguntará si está bien, nunca han conseguido en mí el impacto que sí tuvo en miles de jugadores.

Resident Evil 4 – Pelea con Bitores Mendez | Geras

El episodio número 6 de Audio_Files (twitch.tv/missingn_) estuvo dedicado a Resident Evil y, además de platicar sobre la próxima película y series de tv, compartimos nostálgicamente nuestras experiencias más memorables con esta saga de videojuegos. Ahí declaré mi amor por Resident Evil 4 (y por Ada Wong) porque, si bien coincidimos en que no es el RE más RE de todos, sí fue un juego que me atrapó de principio a fin por su combinación entre terror de zombies, acción de película de canal 5 y una gran selección de criaturas y jefes durante esta aventura con nuestro querido Leon.

En la primera parte del juego, tuvimos un fugaz encuentro con un personaje enorme e imponente que prometía ser casi invencible: el buen Bitores Mendez. Después de un rato, cuando me vi acorralado por él mientras torcía esos fierros de la puerta como si estuvieran hechos de goma, supe que solo uno saldría vivo de ahí.

Después de esquivarlo con una rápida reacción de botones, disparé a unos barriles de gasolina. Sabía que eso no le haría mucha gracia a don Bitores, y estaba casi seguro de que se haría 3 veces más intimidante y agresivo, mostrando su verdadero y escalofriante ser debajo de esa gabardina…

Una gran carcajada salió de mi boca cuando vi la tremenda tijerilla come hombres en que se convirtió. No contento con ello, después de despojarlo de la mitad de su cuerpo a balazos y explosiones, el señor Mendez comenzó a colgarse y balancearse por las maderas como un chango desquiciado. Fue decepcionante y gracioso al mismo tiempo. Un encuentro que prometía estar al nivel de enemigos como Némesis, terminó en una sencilla dinámica de disparar, correr, cargar y volver a disparar, hasta terminar con la tijerilla gigante.

Castlevania: Lords of Shadow – Pelea contra Satán | Diego

Como ya lo he mencionado anteriormente, la saga inmortal, pese a no ser totalmente de terror, tiene una excelente ambientación tétrica, música memorable y enemigos hasta cierto punto perturbadores que daban indirectamente algo de miedo y vulnerabilidad al jugador cada vez que se adentraba en los dominios malditos de Drácula y cumplir su destino de acabar con el conde.

Los juegos de la serie principal siempre se caracterizaron por presentar momentos que invocaban miedo; desde jefes que daban temor por lo imponentes que eran hasta enemigos que causaban repulsión por ciertas características que presentaban. Todo esto hizo que la serie se quedará plasmara en la memoria de muchos videojugadores en el mundo, pero, sin embargo, no se puede decir lo mismo de Lords of Shadow, reboot que Konami hizo con el apoyo de MercurySteam y Kojima Productions hace una década atrás para revitalizar su amada franquicia, que si bien, la aventura de Gabriel Belmont ya no tenía muchos de los elementos que caracterizaban a la serie, si había cierta esencia de la franquicia presente en el ADN, además de significar un gran tributo a toda la historia y mitología que Castlevania había manejado hasta aquel entonces, y, sumando a sus buenas mecánicas de juego, teníamos un buen título, pero que desafortunadamente no convenció a muchos seguidores de la serie.

Como ya era de esperarse, Lords of Shadow nos ofreció varios momentos destacables, siendo el mas importante el final del título, en donde Zobek, aliado de Gabriel, se revela como uno de los antagonistas de la historia, confesando que él manipulo al Belmont en turno para matar a su esposa, Marie, y de esta manera, aventurarse para conseguir la mascara de Dios, y con ello, un poder ilimitado. Pero, de forma súbdita, Satán aparece y el se revela como el verdadero villano, pero la forma en como es presentado, como un ser cubierto de niebla negra en sus partes intimas y con una personalidad muy exagerada, hicieron que me diera bastante risa la primera vez que lo vi y causo que me preguntará “¿En serio este es el diablo? ¿No será una persona gótica fingiendo ser el diablo?”, fallando con su propósito de imponer y dar miedo.

Aunque la batalla con contra Satán es buena, y si le sumamos la buena narración que tiene el final del juego y su excelente música hacen que este momento no sea totalmente ridículo, pero, en su época, fue motivo de burlas por parte de la comunidad. Y lo peor estaba por venir.

Castlevania: Lords of Shadow 2 – Pelea contra Satán (Si, otra vez) | Diego

Siendo totalmente sincero, como fanático acérrimo de esta serie, el primer Lords of Shadow  no es mal juego, al contrario, implemento muy bien parte del lore de la serie para hacerle un buen tributo, además de tener mecánicas bastante solidas de exploración y de combate, pero, desgraciadamente, no podemos decir lo mismo de su secuela, que, aparte de mentirnos con la promesa de que seríamos Drácula (cuando en realidad seguimos controlando a Gabriel Belmont trasformado en vampiro, además de que sus poderes no fueron la gran cosa), MercurySteam no supo como continuar la historia establecida en la primera entrega de forma correcta, optando enlazar dos historias diferentes, haciendo que el arco general del título se volviera confuso e intrascendente, dejando a un lado lo que caracterizaba a este reboot.

Por si fuera poco, los enemigos principales de la historia no tienen mucho carisma y si Satán tenía una personalidad exagerada en la anterior entrega, los jefes principales de Lords of Shadow 2 rayan en lo absurdo. Y, si, aunque el diablo esta de regreso en esta entrega como el villano principal, la manera de como es presentado es aún más ridícula, con un diseño que se presta para muchas burlas, ya que, en vez de tener niebla negra, tiene alas en el trasero. Si, es bastante penoso. Y la verdad, en esta ocasión, la pelea final no tiene ni una pizca de Castlevania, e incluso se siente exagerada para los estándares de la franquicia, y, si le añadimos el final abrupto y poco relevante que le dieron a la historia, tenemos la formula perfecta para unas carcajadas muy fuertes por lo mal trabajado que está, y, además de eso, falla miserablemente en generar miedo y temor, y sobre todo, falla en evocar la esencia de la saga inmortal.

Aunque a nivel jugable si tuvo bastantes mejoras que se encargaron de refinar sus mecánicas de combate y exploración, para este punto una buena parte de la fanaticada de Castlevania no estaba contenta con estos cambios, y este título vino a enterrar este reboot aún mas. Y lo mas triste del caso es que este ha sido el último juego grande de la franquicia que hemos tenido, por lo que la serie, quitando la serie de Netflix y los juegos para móviles, ha estado completamente apagada, así que Lords of Shadow es una buena alternativa para poder regresar a este genial mundo… Claro está, si quitas este título y Mirror of Fate  de la ecuación.

State of Decay 2 – Sistema de colisiones y bugs | Hugo

State of Decay 2 es de esos juegos que cuando todo se alinea con los astros te llega a brindar una experiencia bastante completa con un sistema interesante de supervivencia y de personajes con diferentes habilidades. Lamentablemente un mal desempeño técnico como en casi todos los juegos de mundo abierto, sufre de algunos glitches y bugs que rompen la inmersión del ambiente postapocalíptico y siniestro de los enemigos.

Para rematar su sistema de colisiones es rarísimo causando que cada vez que te subieras a un vehículo la física del juego se volviera loca causando escenas muy graciosas con carros volando o girando sin control alguno con tu personaje adentro.

Esto se hacía más grande si jugabas en línea con otros jugadores por lo que en ocasiones te hacía el juego más ameno si somos honestos.

Twitter: @MissingNumber_ | Facebook.com/MissingN

Comentarios