Buscar por fecha
julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
ThatArklayPlace

El swatting y sus trágicas implicaciones para los videojuegadores

Swatting y los videojuegos
Las consecuencias de estas llamadas falsas a los servicios de emergencia, van desde injustos arrestos hasta muertes accidentales.

En días recientes, se ha reportado el fallecimiento de Andrew Finch a causa de un incidente de swatting en los Estados Unidos. Pero ¿qué es esta práctica y cuáles son los elementos que la hacen peligrosa para la comunidad de videojugadores?

De manera general, el swatting es realizar una llamada falsa a la policía o cualquier otro servicio de emergencia. El mensaje enviado, simula una situación de alta peligrosidad como una amenaza de bomba, una toma de rehenes, la presencia de individuos armados u otros escenarios.

Como consecuencia, las autoridades envían un equipo de respuesta, quienes irrumpen en el lugar para controlar la contingencia. Desgraciadamente, éstos últimos están autorizados para responder agresivamente, si presienten que una o varias vidas humanas pueden estar en peligro.

También pueden reaccionar de manera letal, si el o los sospechosos realizan movimientos bruscos que amenacen a los presentes. Una de las razones por las cuales es difícil culpar a los equipos de emergencia, es que están entrenados para resolver dichas situaciones de tal magnitud, sean reales o no.

Como se habrán dado cuenta, el nombre de esta actividad se deriva de la unidad SWAT, una de los muchas organizaciones estadounidenses responsables de atender dichas contingencias de alto riesgo.

Una llamada que hace perder vidas y recursos públicos

Swatting y los videojuegos

Históricamente hablando, el swatting no es una situación nueva. Desde los años ’70, varias autoridades en los Estados Unidos reportaron amenazas de bomba falsas en aeropuertos, oficinas de gobierno, hospitales e incluso escuelas. La finalidad de estos eventos variaba, pues podía ser un intento de perturbar el orden, causar una incomodidad a los ciudadanos, o simplemente posponer un examen.

Sin embargo, tras los acontecimientos del 11 de septiembre y otros atentados terroristas en países desarrollados, muchos cuerpos policíacos han incrementado tanto su arsenal, como su grado de letalidad. Algunos lo llaman militarización policíaca y, de acuerdo con ciertos académicos, supone un grave riesgo para las garantías individuales en cualquier país.

Si a esta polémica situación, le sumamos el acoso en línea, plataformas de livestreaming como Twitch y los modos multijugador online, obtenemos diversos incidentes ocurridos en años recientes.

Uno de ellos, fue el arresto accidental de Jordan “Kootra” Mathewson en agosto de 2014. Su caso, fue particularmente notorio porque la intervención del escuadrón SWAT, fue grabada y enviada en vivo.

Otro ejemplo de swatting, le sucedió al twitcher británico Ali “Gross Gore” Larsen en 2015. Mientras él estaba realizando una sesión de juego de League of Legends, la policía del Reino Unido acudió a su domicilio, con el supuesto aviso de que Larsen había asesinado a su familia. Tras explicarle a las autoridades la verdad de los hechos, el usuario de Twitch quedó libre de cargos.

Para empeorar la situación, tenemos el caso con el que se abrió esta nota, en donde las acciones de un par de videojugadores y un individuo relacionado con tales prácticas, involucraron trágicamente a una persona inocente a finales del 2017.

En conclusión, todos los acontecimientos anteriores, demuestran que este inquietante fenómeno social, no respeta fronteras ni géneros.

Fuente: KWCH | Vía: Dot Esports

Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Fumito Ueda

Una imagen puede insinuar un nuevo juego de Fumito Ueda

Next Post
Xbox One | Adaptador para Kinect

Microsoft le canta las golondrinas al adaptador de Kinect para Xbox One

Related Posts