Silent Hill 2 | Tus demonios te persiguen 19 años después 

Silent Hill 2
A casi dos décadas de su lanzamiento, te invito a reflexionar sobre la manera en que este gran título te hizo el protagonista de la historia sin que lo notaras siquiera.

A diferencia de lo que pudimos pensar al inicio, James Sunderland no lidió con sus miedos más profundos, los traumas más oscuros y las aberraciones más inconcebibles a lo largo de esta pesadilla. Esta lucha siempre fue tuya.

Silent Hill 2 es considerado por muchos la mejor entrega de la serie e, incluso, uno de los mejores juegos de survival horror en toda la historia (o lo que va de ella). Si diste clic a esta nota, es posible que ya lo hayas jugado, y también muy probablemente pienses lo mismo.

No podemos negar que es un juego que se disfruta de una manera muy particular. No es divertido, pero tampoco aburrido; vamos a ponerle un poco de crema: Silent Hill 2 es una bella desgracia. Pocos juegos (si no es que ninguno) logran replicar este tipo de atmósfera, incomodidad y oscuridad en una forma tan real. Sabemos que es un juego pero, cuando menos lo esperas, ya te encuentras inmerso en la historia y es como si no existiera nada más que tú y Silent Hill.

Aún y con todo esto, lo que en realidad me hace escribir esta líneas es compartir contigo algunos pensamientos que llegaron a mi mente luego de que, no hace mucho, saliera a la luz un descubrimiento bastante peculiar que, para algunos de nosotros, ya logró cambiar por completo el significado del juego.

Toma tu bebida favorita, respira hondo y pongámonos filosóficos

¿Recuerdas aquella escena inicial donde el protagonista, James Sunderland, se mira al espejo? De inmediato el juego inició con un toque nostálgico y bastante triste. El significado en el que muy posiblemente tú y yo coincidimos (más allá de que James no tenía ni la más mínima idea de lo que estaba pasando), tenía que ver con la introspección del personaje y la lucha que estaba a punto de afrontar, no solo hacia lo desconocido, sino contra sus propios demonios (o sea consigo mismo).

Porque, además de embarcarse en el viaje con el objetivo principal de volver a ver a su esposa, esto le permitiría también encontrar la paz y superar los traumas y miedos que ya se hallaban en lo más profundo de su ser. Cuando lo vimos reflejado en ese espejo, fue muy difícil no generar un sentimiento de empatía, e inclusive, un poco de lástima.

Recordemos el hallazgo que mencioné al principio de este texto: hemos aprendido (por experiencia propia) que los títulos de Silent Hill y se empeñan en no dejar nada a la obviedad, hacer que tú mismo interpretes los acontecimientos y decisiones de los personajes pero, en esta ocasión, creo que es algo que nadie se esperaba.

Y en lugar de ser extremadamente complicado, algo muy simple logró cambiar, hasta este momento, lo que creíste haber entendido la primera vez que lo jugaste. El que James te esté mirando a ti y, no a sí mismo, es una increíblemente creativa forma de convertirte en un personaje más del juego. Y no cualquier personaje. Él mira su reflejo, pero su reflejo te mira a ti. Así que en realidad, los problemas que superas, los demonios que se materializan a lo largo de la historia y, que combates para salvar tu vida (y mente), son en realidad tuyos. Todo tuyo. Silent Hill 2 rompió la cuarta pared desde el primer acto del juego. James y el mundo de Silent Hill saben que estás ahí, y todo lo que ocurre te pertenece a ti.

Lo que hacía del survival horror algo valioso

En Missing Number ya se había profundizado con anterioridad sobre el significado de este aclamado juego, así como de la interpretación de esta escena particular con la que comienza que, en ese entonces, fue la más acertada.

Si bien este nuevo descubrimiento se contrapone un poco con aquellas afirmaciones, también re-confirma un elemento muy importante: cómo los developers, desde antaño, buscaban ya nuevas formas para conseguir que el jugador se sintiera compenetrado con la historia en la que tomaba el control. Es decir, cómo a través de la historia que cuentan también te hacen protagonista de ella y buscan formas originales de representarte a ti, como jugador, dentro del juego en cuestión.

Top 30 Silent Hill 2 GIFs | Find the best GIF on Gfycat

Con cada vez más títulos disponibles para nosotros, nuevas historias, personajes e infinidad de géneros, los videojugadores de hoy parecen ya no estar del todo sorprendidos con lo que juegan. Que un juego luzca y tenga un plot novedoso es bueno pero, en el fondo, estamos buscando también experiencias con las que podamos sentirnos identificados y que, dentro de un mundo ficticio, logren hacernos sentir que son cosas que realmente pueden ocurrir.

Atrás quedaron los días en que un juego simple y divertido te dejen marcado de por vida. Recuerdo cuando jugué por primera vez Super Mario en Nintendo 64. Lo amo hasta la fecha, porque me hizo sentir muy feliz y satisfecho; pero hoy, para que un juego tenga el impacto de recordarlo incluso décadas después, tiene que ser un juego memorable en muchos otros aspectos. Es decir, tener un significado más allá del que te muestran en la pantalla y, aún siendo a través de metáforas o simbolismos, que te hagan reflexionar sobre ello para trasladar lo que estás jugando a la vida real.

Tus problemas, tus acciones, tu entorno, tu forma de pensar, tu vida. ¿Qué harías si tú fueras el protagonista del juego? Cuestionar tus principios, tus límites y cuán acertada es, por ejemplo, la representación de una persona y sus decisiones en un videojuego que en ocasiones llegan a tener consecuencias terribles y permanentes.

Sabemos que es poco probable que algo como Silent Hill suceda en la vida real (quieto ahí, 2020) pero, piénsalo de esta forma: las criaturas que aparecen en el juego, más allá de ser aterradoras a la vista, son solo una forma bizarra de representar que todos tenemos miedo a algo. Por eso James mira al espejo. Todo es un reflejo de la naturaleza humana. Todos tenemos algo de lo que nos sentimos culpables, y que desearíamos poder borrar de nuestros recuerdos. Sin embargo, hay cosas que siempre nos perseguirán (como Pyramid Head) pero que, aún así, es posible superar para poder lograr encontrar la tranquilidad y la paz con nosotros mismos.

La trascendencia de los videojuegos en nuestra vida

¿Suficiente divague? Aún hay más. Hablando de estos auto cuestionamientos que hacen de un juego una experiencia más personal y, al final, enriquecedora, este tema fue tocado también en una nota previa (sí, lo tenemos todo) donde se analizó muy maravillosamente la primera parte de The Last of Us.

Silent hill 2 Game Gif - Gifs animados silent hill 2 191048

La reflexión de hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar por un ser querido, y la manera en que el mismo director del juego incluyó parte de su vida personal en la historia son la clase de detalles que lograron hacer que te sintieras tan identificado con Joel, y le tuvieras tanto aprecio y empatía. Seguro sentiste que eras tú quien se encontraba en ese mundo postapocalíptico luchando por sobrevivir. Es muy especial, pues de verdad te hace creer que ese tipo de historias pueden ocurrir en la realidad por la forma en cómo cuentan la historia, lo que le dio el merecido éxito que consiguió, y terminó con la segunda entrega que ya conocemos.

Hoy en día, el avance de la tecnología en los videojuegos permite que hasta los poros de la piel de los personajes podamos ver. Y es increíble. Pero, llegará el momento en que todos los juegos se verán igual de bonitos, y ya no lograrán sorprendernos. ¿Cómo te sientes ahora que sabes que Silent Hill 2 siempre intentó comunicarse de esta manera contigo? ¿Cómo harías las cosas si estuvieras en los zapatos de James Sunderland? Lo maravilloso de esto es que no hay respuestas incorrectas. Sea cual sea tu decisión, es reflejo de lo que eres. Y está bien.

(Colaborador en Missing Number)

Metalhead desde los 6 años. Amante de los videojuegos, la música, el cine, la tecnología, el whiskey, la cerveza y las papitas. Toco la guitarra y me gustan Los Simpson (viejitos) aunque ya los haya visto mil veces. Alles oder nichts.

    Comentarios