Buscar por fecha
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
ThatArklayPlace

Reseña | Mirror’s Edge Catalyst

Ocho años después, Faith Connors, nuestra runner favorita, regresa con una emocionante aventura a su más puro estilo.

En 2008, Electronic Arts y su estudio DICE sorprendieron al mundo con Mirror’s Edge, una propuesta diferente y original. Un juego protagonizado por una chica de origen asiático llamada Faith Connors que fluye por los techos de su ciudad con impresionantes movimientos de Parkour. Originalmente disponible para Xbox 360 y PlayStation 3, y un año después para PC, el título tuvo un desempeño bastante lento en la caja registradora, logrando 2.5 millones de copias vendidas en 5 años.

Con el paso del tiempo la experiencia de Mirror’s Edge creció un poco más en popularidad gracias a la recomendación de boca en boca iniciada por los jugadores que le dieron una oportunidad al título. Fue su misma sólida —aunque pequeña— base de fans los que lo convirtieron en un juego de culto, sin importar que el lanzamiento del juego pasó casi desapercibido.

Por años, Electronic Arts recibió apasionadas peticiones hacia una secuela así que en la conferencia de la compañía durante E3 2013 finalmente se anunció que los jugadores tendrían lo que tanto pedían con Mirror’s Edge Catalyst.

Un nuevo comienzo

Mirror’s Edge Catalyst es, en realidad, un reboot del título de 2008, reimaginando el origen y la historia de Faith Connors. Ella vive en la vistosa City of Glass, una ciudad futurista de una ficción distópica —no tan alejada de la realidad— en la que un puñado de familias privilegiadas decide el rumbo de una sociedad adormilada, conformista y esclavizada, justificando sus actos coercitivos por “un bien mayor”.

A muy temprana edad, Faith es arrancada de su familia y crece bajo el cuidado de Noah y su grupo de corredores, que viven fuera del radar y el control del “Conglomerate”, dominando los techos de la ciudad para correr y hacer entregas clandestinas. Debido a su “profesión” Faith es encarcelada durante dos años y nosotros tomamos control de sus acciones justo cuando es liberada, viviendo con ella el proceso de readaptación a su vieja vida, así como a las nuevas reglas de la ciudad.

Faith se encuentra con un nuevo enemigo. Él fortuitamente se interpone en su camino y descubre sus malévolos planes, así que decide detenerlo mientras lucha por saldar la deuda pendiente que tiene con un poderoso líder criminal, con el objetivo de evitar represalias y de paso recuperar un objeto de alto valor sentimental para ella. En su camino se reencuentra con viejos amigos y mentores, al mismo tiempo que conoce nuevas personas que intentarán ayudarla a lograr su cometido.

Ya entrando en materia, la historia del juego es bastante predecible. Sin incluir a Faith, los personajes no resultan memorables e incluso sus personalidades se sienten algo forzadas. En un intento por hacer sus relaciones graciosas, se llegan a dar situaciones en los diálogos entre los demás personajes que en la vida real resultarían incómodas. A pesar de que las temáticas que la trama principal toca son graves e importantes, de alguna manera los personajes no logran convencerte de que la misión que estás llevando a cabo es de suma importancia.

El límite del cuerpo es tu imaginación
MirrorsEdgeCatalyst_

Aunque la historia del juego es deficiente, debemos aceptar que este aspecto nunca ha sido el fuerte de la franquicia. La esencia de Mirror’s Edge es la acción, los impresionantes movimientos de Parkour, lograr encadenar de manera fluida todos los movimientos de Faith para llegar a tu destino sin interrupciones y en el menor tiempo posible.

Catalyst sin duda mantiene intacta la esencia de la entrega anterior. Aunque sí hay una curva de aprendizaje para dominar los saltos, barridas y giros de Faith, no tomará mucho tiempo para que te acostumbres, pues en cuanto menos lo esperes estarás recorriendo grandes distancias a enormes velocidades.

El arsenal de Faith crece gracias a los gadgets que ahora utiliza para alcanzar nuevos horizontes. El disruptor te permitirá deshabilitar ventiladores, drones, cámaras, armas con inteligencia artificial e incluso aturdir a tus enemigos por un tiempo. Mientras que la Mag Rope te ayudará a balancearte entre edificios con grandes distancias de separación entre ellos, derribar obstáculos a distancia o escalar más rápido, como la grappling gun característica de Batman.

Otro punto principal del gameplay de Mirror’s Edge Catalyst es el combate. En esta entrega no podremos disparar armas de fuego, así que cada agente de Kruger Security (conocidos también como KrugerSec o KSec) debe caer ante el poder de tus puños. Faith es una guerrera implacable y tiene un repertorio de golpes, patadas y combos amplio pero bastante fácil de dominar.

Hay diferentes tipos de agente, cada uno con características y debilidades específicas, sólo debes poner atención y recordar qué movimiento sirve mejor para cada tipo. El juego te aconseja evitar el combate con KSec lo más posible, pero el motivo principal seguramente es el de mantener tu impulso y no romper tu ritmo, porque los combates son bastante fáciles. Aún cuando te ves rodeado por un grupo grande de adversarios tus probabilidades de demolerlos en unos cuantos segundos son altísimas.

Recuerdo que en una parte, casi al final del juego, te encuentras con alrededor de quince agentes, los amigos de Faith te aconsejan buscar una ruta alterna, pero yo decidí golpearlos a todos y lo logré sin morir ni una sola vez. En realidad creo que nunca escapé de un combate y eso no afectó en lo absoluto mi progreso en el juego.

La inteligencia artificial de los enemigos es deficiente, y si te encuentras en alguno de los techos de los edificios puedes acabar con uno de ellos empujándolo por el borde, contra un barandal o mueble que se encuentre cerca. De hecho, en varias ocasiones con una patada en la cabeza le bajaba la mitad de la salud a mi enemigo, que se tambaleaba y chocaba con una mesa con un mínimo impulso, lo que de alguna manera terminaba con el resto de su barra de salud. Extrañamente acabé con algunos enemigos antes de tiempo o sin intención.

MirrorsEdgeCatalys

Tanto las habilidades de combate como los movimientos especiales, como el giro de 180º o un doble wallrun, se desbloquean mediante puntos de experiencia que obtienes completando misiones. Cada mil puntos reunidos te permiten adquirir un nuevo truco que hará tus misiones más sencillas y que incluso al final son fundamentales para avanzar.

La mayor parte del tiempo te la pasas corriendo por los techos y evitando obstáculos, siempre de manera fluida e impecable. Los controles son muy responsivos y si caes al vacío seguramente será porque cometiste un error de cálculo o no apreciaste un objeto para impulsarte.

Hay niveles y misiones que rompen esta tendencia, en los que deberás trepar hasta la parte más alta de un edificio o estructuctura, retando tu habilidad para encontrar la mejor ruta. Las más refrescantes y que más disfruté fueron un par de misiones secundarias y una principal en las que debes trepar por grandes servidores para hackearlos, todo mientras evitas láseres que activan una alarma, poniendo a prueba tu dominio de los movimientos especiales de Faith.

En el aspecto social en línea puedes crear rutas y retar a tus amigos para que los recorran en el menor tiempo posible, cada una de estas carreras cuenta con su tabla de líderes para que quede claro quién es el mejor. También hay varias pantallas y anuncios espectaculares que puedes “hackear” para mostrar tu “Runner Tag” que es un símbolo personalizable con el que podrás “reclamar” dicho espacio y que aparecerá en el juego de tus amigos.

Un sonido tan claro como la vista a través del vidrio

El diseño de City of Glass, los personajes y objetos en el mundo de Mirror’s Edge Catalyst es futurista, minimalista, casi monocromático y bien cuidado. Los efectos de luz y sombras son muy realistas, es sorprendente ver cómo a pesar de que todo el tiempo estamos viendo a través de los ojos de Faith la vemos presente en su entorno, con su sombra proyectada en las superficies al correr y saltar, o su reflejo en las ventanas y paredes de los edificios o elevadores.

Uno de las nuevas funciones del juego es Runner Vision, que es un rastro rojo que nos muestra la ruta preestablecida a nuestro destino —aunque no siempre la mejor o la más rápida—, destacando con el mismo color los elementos sobre los que debes impulsarte, saltar o trepar.

Esta función se puede regular, haciendo que aparezca cuando tú lo necesites al presionar R3, apagarla por completo o tenerla activada todo el tiempo. Yo recomiendo la primera opción, pues explorar la ciudad, descubrir sus rutas o nuevos atajos es muy gratificante, obviamente en algún momento te atorarás o te perderás y ahí es cuando puedes pedir una pequeña pista.

En esta ocasión la aventura de Faith se desarrolla en un mundo abierto y el equipo de DICE se encargó de cuidar cada detalle de la ciudad, se nota que cada elemento está ahí por una razón y eso se agradece. Aunque el rendimiento del juego sufre al cargar algunas texturas, al menos en su versión para consolas. En ocasiones encontrarás sectores borrosos de tu campo visual, y unos instantes después aparecen de repente los objetos que debían cargarse previamente.

Honestamente recuerdo que el juego, incluidas las escenas cinemáticas, se veían mejor en la beta cerrada del título que se llevó a cabo hace un par de meses. Seguramente algún sacrificio debió hacerse para mantener la fluidez del gameplay. No es una diferencia abismal, pero sí se nota.

El audio es uno de los puntos más brillantes del juego. Cada acción tiene un sonido perfectamente asignado: Al correr escucharás la respiración agitada de Faith, su esfuerzo al saltar o escalar. Si te detienes después de una larga carrera ella tratará de recuperar el aliento; si no logras agarrarte en un largo salto podrás escuchar su respiración desesperada al caer, misma respiración que me llegó a causar un poco de ansiedad. Si en el combate recibes mucho daño todos los sonidos dejan de escucharse, sólo percibes tu respiración lenta. Y si en el mismo combate mueres, podrás escuchar el último respiro de Faith.

El sonido de tus pasos cambiará dependiendo del terreno que pises, son constantes en el concreto, rechinan en una superficie lisa, crujen en la graba y salpican en el agua. Sus manos y guantes también suenan perfecto al agarrarte del borde de un edificio o estructura tras un largo y peligroso salto, e incluso rechinan en los tubos al balancearte mientras cuelgas. En el combate el sonido ayuda a dar la impresión de que los golpes de Faith son realmente demoledores.

Algunos diálogos mediante el sistema de comunicación entre Faith y sus amigos pueden llegar a ser difíciles de escuchar, pero afortunadamente el menú del juego te permite incrementar el volumen de los mismos.

Por su parte, la música acompaña muy bien la acción, es responsiva con cada situación. Las transiciones entre la música para correr, la de combate y cuando te detienes por completo es muy fluida, reflejando exactamente cada acción. Tal vez llegues a percibir que la música se pierde en el fondo, pero apostaría que es a propósito, los efectos de sonido son tan buenos que me parece correcto que resalten sobre lo demás. En mi opinión la música acompaña perfectamente la experiencia, con temas electrónicos bastante sutiles y en la misma línea minimalista que sigue el juego.

Hasta los espejos tienen un lado brillante y uno oscuro

Una de las fallas de Mirror’s Edge Catalyst que me molestó un poco es que el menú de opciones no te permite elegir el idioma en el que quieres escuchar los diálogos y leer los subtítulos. En general prefiero escuchar cualquier película, serie de televisión y videojuego en su idioma original, y tener subtítulos —ya sea en inglés o español— por si no capto bien el nombre de un personaje, lugar o concepto. Tuve que cambiar el idioma entero de mi PlayStation 4 para poder obtener el audio en inglés. Tampoco es que sea un problema grave pero la mayoría de los juegos actuales cuentan con esta opción.

El menú de opciones no es tan intuitivo como estamos acostumbrados y cada cambio que hagas lo tienes que guardar manualmente o confirmarlo en tres ocasiones. Igualmente, este no es un error grave pero los juegos actuales parecen ya haber encontrado una solución intuitiva para recordar nuestras preferencias.

Dentro de los aciertos que no he mencionado anteriormente, puedo destacar lo buenos que son los checkpoints. Habrá niveles o ciertas partes de la ciudad que se te compliquen alcanzar, seguramente caerás una y otra vez, pero siempre reaparecerás muy cerca de donde te quedaste. Los tiempos de carga desde que caes hasta que reapareces no te harán esperar mucho, y eso es buena noticia.

En el menú de opciones tienes la posibilidad de ampliar los grados de tu de campo de visión, función que puede parecer trivial, pero en realidad ayuda mucho a la hora de correr por los techos, dando un leve efecto como del lente fisheye de las cámaras, que simula en cierto grado la visión humana y que permite detectar más elementos en tu entorno “de reojo”, que normalmente llevan a un atajo.

Conclusión

Mirror’s Edge Catalyst es un juego con una historia predecible, con personajes flojos, enemigos muy fáciles de derrotar y poca variedad en las misiones. Siempre estarás corriendo para hacer una entrega en el menor tiempo posible, peleando con KrugerSec, escapando de los escáneres de sus drones, recolectando “Gridleaks” para obtener puntos de experiencia extra y analizando tu entorno para escalar al punto más alto de un edificio. Básicamente no hay más que hacer.

Este reboot quiso llevar más allá la experiencia del título del 2008, adoptando nuevos conceptos pero sin implementarlos completamente, lo que lo deja con una crisis de identidad. Se siente como si quisieran adaptar los puntos fuertes de la franquicia a la nueva historia, cuando debió ser al revés.

Sorpresivamente, todos estos detalles no le restan diversión a la esencia del juego, que es correr. No hay otra franquicia que capture como la serie Mirror’s Edge la emoción del Parkour y menos con la perspectiva en primera persona. La emoción de cada movimiento se puede percibir de manera espectacular, yo sentía un vacío en el estómago al hacer ciertos saltos, o llegué a sentir vértigo al llegar al punto más alto de un edificio.

El gameplay es sumamente fluido e inmersivo, todo el tiempo estás analizando y calculando cuál deberá ser tu siguiente paso. Al hacer de City of Glass un mundo abierto, sientes que realmente eres tú dominando a la ciudad y sus obstáculos, sintiendo una libertad especial para elegir la ruta que te parezca más apropiada.

MirrorsEdgeCatalyst-

Como título de acción cumple con el cometido de llevarnos por una emocionante aventura de Parkour, el problema es que no parece haber llevado más allá lo que la primera entrega de la serie logró. Intentando encajar a fuerza elementos que no le pertenecen y una historia innecesariamente complicada, y no es que resulte difícil entender qué sucede, sino que con un concepto bien definido se pudo haber contado de mejor manera, involucrando sentimentalmente a los jugadores.

Todo se queda en el “ya casi”, destacando una experiencia emocionante, divertida y espectacular que se merece una nueva oportunidad a pesar de sus deficiencias. Oportunidad que todo indica tendrá en un futuro no muy lejano con una nueva entrega.

Veredicto

Mirror's Edge Catalyst
80 100 0 1
80/100
Total Score

+

  • Gameplay fluido
  • Diseño de audio impecable
  • Música bien manejada y responsiva
  • Buena dirección de arte
  • Controles intuitivos y precisos
  • Emocionante acción

-

  • Historia predecible
  • Personajes poco memorables
  • Inteligencia artificial deficiente
  • Problemas de rendimiento gráfico ocasionales
Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post

No, Devil May Cry 5 no está en desarrollo

Next Post

[Actualizado] Publican un nuevo arte de The Legend of Zelda WiiU/NX

Related Posts