Musical Thursday | Michiru Yamane: Una canción de cuna eterna

Michiru Yamane
Noches de luna llena, una mansión y una biblioteca son algunos de los elementos que vienen a la mente con la música de una de las compositoras más renombradas en la industria de los videojuegos.

¡Es jueves! ¿Sabes lo que eso significa? Exacto, que llegó una nueva edición de Musical Thursday para alegría de todos los amantes de la música y los videojuegos. La semana pasada, hablamos sobre la calidad de una banda de covers de jazz que esperamos a más de uno le haya agradado haber descubierto y ya forme parte de su playlist.

Para esta ocasión, decidimos realizar el primero de varios especiales dedicados a compositores que han dejado una marca en la industria de los videojuegos. Aquellos músicos cuya influencia ha sido tal, que la simple pronunciación de su nombre nos trae a la mente una franquicia, un momento épico o una etapa de nuestras vidas como jugadores.

Uno de tales casos es el de Michiru Yamane y la saga de Castevania, que junto con Koji Igarashi (productor de la serie) lograron forjar la época contemporánea de una de las franquicias más relevantes de la industria (no por nada el género Metroidvania lleva parte de su nombre).

Y aunque, efectivamente, al pensar en Castlevania te vendrán a la mente las melodías de esta compositora japonesa, te sorprenderás al ver la cantidad de juegos en los que ha colaborado, así como la diversidad de sus composiciones. ¿Sabías que incluso llegó a componer música para el juego Winning Eleven, mejor conocido como Pro Evolution Soccer en nuestro continente?

Egresada de la Universidad de las Artes de la Prefectura de Aichi, Michiru Yamane comenzó su carrera a temprana edad en la industria de los videojuegos al participar en el desarrollo de Gradius II para la consola MSX, dando inicio a una prolífera carrera musical en los juegos de Konami.

Títulos como SD Snatcher para el MSX, Teenage Mutant Ninja Turtles: Fall of the Foot Clan para el Game Boy y Contra: Hard Corps para el Mega Drive hicieron que Yamane conociera a otros grandes compositores como Akira Yamoka y Yuzo Koshiro, además de desarrolladores de la talla de Hideo Kojima y Koji Igarashi, siendo este último quien la introdujo a Castlevania.

Castlevania: Bloodlines fue el primer título de la franquicia en la cual tuvo participación en el año 1994. Tres años más tarde, en 1997, Castlevania Symphony of the Night llegó para marcar un antes y un después en la serie en prácticamente todos los apartados: arte, jugabilidad, diseño y sobre todo, la composición musical.

Con un estilo clásico, sinfónico y hasta de ópera, la compositora japonesa logró imprimir un estilo nuevo a la saga, complementando perfectamente la ambientación plasmada en el juego desarrollado por Konami.

Pero como lo mencionamos anteriormente, el trabajo de Michiru Yamane no se limitó a la serie Castlevania, pues aunque trabajó en casi todos los títulos posteriores de ésta (por lo menos hasta el primer Xbox), su obra logró encontrar diversidad en otros juegos como Suikoden III y IV.

Su participación en Rumble Roses, aunque estuvo limitada a la composición de dos temas, le dieron ese respiro que cualquier músico anhela en algún punto de su carrera, y en este caso le permitieron experimentar con música de acción. Por otra parte, en Elebits de Wii fue posible conocer otra de sus facetas.

Es en 2008 cuando decide terminar su relación laboral con Konami, compañía donde prácticamente creció dentro de la industria de los videojuegos, para incursionar como compositora independiente. Dicha decisión llegó en el momento justo en que los juegos independientes comenzarían a hacerse de un espacio en la industria.

Varios desarrolladores indie se acercaron a Yamane para que fuera la encargada de crear la banda sonora de sus juegos, siendo uno de los más destacables Skull Girls que contó con algunos temas de jazz compuestos por ella.

El nombre de Michiru Yamane se ha quedado grabado en los corazones de muchos jugadores, y hasta la fecha ha logrado manterse vigente. Su trabajo más reciente dentro de Bloodstained: Ritual of the Night, desarrollado por su inseparable colega Koji Igarashi, nos devolvió a los jugadores la oportunidad de disfrutar sus melodías en el ambiente más cercano posible a Castlevania.

Como mexicanos, hemos tenido la oportunidad de escucharla en vivo en diversos conciertos como VCONCERT 2014 y Pixelatl en 2016. Esperando que podamos tener el privilegio de seguir disfrutando de sus composiciones en vivo, no nos queda más que apreciar sus aportes y legado que ha dejado en la música de los videojuegos.

¿Cuál es tu tema favorito de Michiru Yamane?

Comentarios