Buscar por fecha
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
ThatArklayPlace

Reseña | Call of Duty: Black Ops Cold War

La historia más colorida y cinematográfica de Call of Duty.

En medio de una pandemia mundial, Treyarch y Raven Software hicieron frente a un inesperado llamado para concluir con la responsabilidad de traer a nosotros la más reciente entrega para la serie bélica más popular en videojuegos, a través de una experiencia refrescante que, a pesar de estar basada en un momento de la historia que preferiríamos no hubiera existido, se convierte en un deleite para tus sentidos, al igual que aquella exitosa película de acción en verano que te dejó tan satisfecho y con una sonrisa en el rostro cuando saliste de la sala. Ésta es la reseña de Missing Number para la campaña de Call of Duty: Black Ops Cold War.

De gira por los 80 con Call of Duty

Soy un hombre simple, y desde chamaco he disfrutado mucho de los juegos bélicos. Los de disparos, pues. Confesaré que yo pertenecía al equipo Medal of Honor hace algunos ayeres pero, cuando pude hacerme de un Xbox 360 y mi primer Call of Duty, me convertí en el sujeto de aquél meme que seguro conoces, donde trae a su chica del brazo mientras voltea hacia atrás para contemplar un nuevo e inesperado hallazgo.

El origen de mi gusto por esta clase de juegos seguramente se remota a mi época de escuela primaria, donde comencé a interesarme bastante por la historia mundial. Más específicamente, la historia de las guerras mundiales y demás conflictos internacionales a lo largo de la existencia de la humanidad. Entonces, cuando vi la posibilidad de combinarlo con otro de mis gustos, como lo son los videojuegos, mi mente dijo lo mismo que Morty en aquél episodio: “You son of a b*tch, I’m in!”.

Como te lo dije antes, soy un hombre simple. Y a veces un hombre simple está más que satisfecho con una campaña individual con duración de cinco a siete horas, y donde tu misión es disparar y disparar una y otra vez hasta el final.

Comenzaré diciéndote que la versión que jugué para esta reseña no fue la de PlayStation 5 ni Xbox Series X, sino la versión digital de su antecesor, y corriéndola en un Xbox One X.

Lo primero que ves en la pantalla es a los encargados de traer este título a nuestras manos; Treyarch, Raven y, por supuesto Activision. Quizá recuerdes que, originalmente, estas dos primeras compañías no eran la siguientes en turno para la nueva entrega de Call of Duty. Inesperadamente, después de algunos desacuerdos internos, se les asignó la tarea. Así que considero que es un mérito inicial que vale la pena mencionar.

Imágenes y animaciones alusivas a la guerra que da título a este juego ya comienzan adelantándonos un poco sobre lo que vamos a ver en el juego, incluso antes de oprimir el botón de inicio, teniendo de fondo el emblemático teléfono rojo con el que se estableció la línea directa entre Estados Unidos de América y la Unión Soviética en aquella dura época. ¿Sabías que el primer mensaje usando este teléfono fue una frase que contenía todas las letras del alfabeto, a manera de prueba tipográfica? El mensaje decía: “Un zorro rápido y pardo saltó sobre el lomo de un perro holgazán 1234567890” en inglés.

El color de la Guerra Fría

Una vez que aceptaste embarcarte en esta nueva misión, el menú principal te muestra cuatro modos de juego; Campaña, Multijugador, Warzone y los ya populares Zombis. La campaña individual se compone de siete misiones generales: “Acorralados”, “Refugio de la CIA E9”, “Fracture Jaw”, “Informe de Berlín Oriental”, “Un Bloque en el Muro”, “Alerta Roja Greenlight” y “Ecos de una Guerra Fría”.

La dificultad va desde Recluta, pasando por Profesional, Curtido, Veterano y Realista. Para fines de esta reseña, elegí la dificultad Veterano, porque Realista de hace casi imposible avanzar sin que mueras cada 30 segundos. Tal vez lograría terminarlo, pero como hasta dentro de dos meses…

Como es costumbre en la saga Call of Duty, el juego comienza con el estilo de una obra cinematográfica, poniéndote en contexto y llevándote al pasado de una forma bastante llamativa. Tu atención es captada al instante y, fusionada con material histórico real, comienza a contarte la historia de la que pronto formarás parte.

Ya habíamos tenido oportunidad de echar un vistazo a la apariencia del juego a través de un trailer y un gameplay de una misión de la cual hablaré más adelante. Pero desde el momento en que el control queda en tu manos, es difícil no sorprenderse de la calidad gráfica que consiente a tus pupilas apenas estás en la primera misión. Algo parecido a lo que sentí cuando jugué el primer Modern Warfare en Xbox 360. Seguro lo recuerdas. Sobresaliente.

Los entornos, ambientación, iluminación, nivel de detalle en los personajes principales (y secundarios), si bien no son un salto que te deje con la boca abierta (al menos en la versión de Xbox One), sí alcanzan un nivel superior a entregas anteriores. Incluso puedes sentir que las locaciones y la gente que se encuentra alrededor tuyo están “vivas”, gracias a la acertada forma en que la época ha sido recreada en esta versión digital de videojuego.

Claro, yo no estuve en estos lugares ni en esa época para justificar esto pero, la inmersión en el juego aparece como por arte de magia a la vez que te provoca investigar un poco y dar una vuelta por aquí y por allá para darte cuenta del nivel de detalle a nivel visual e histórico de esta aventura. Echa un vistazo por los lugares más simples. Los bares están llenos de carteles musicales, las paredes no son solo placas lisas sin chiste, la música le pone ese toque de vitalidad y encuentras hasta colillas de cigarros tirados en el suelo de los callejones. Fue desde la  primera misión cuando me sentí dentro de una superproducción de Hollywood.

No pasará más de un minuto para que la acción comience en Call of Duty: Black Ops Cold War. Si eres un veterano de la saga, te serán muy familiares, y orgánicamente intuitivos, la mecánica de juego y los controles. Los movimientos de los personajes responden perfectamente a tus órdenes, los disparos se sienten sólidos y controlables, a la vez que te hace sentir un experto tirador.

El diseño de las armas es de primer nivel, nuevamente cuidando hasta el más mínimo detalle de la época en que la historia se desarrolla. En Black Ops Cold War podrás disparar desde AK-47, MP5, Milano 821, hasta M16, M82, Magnum, Hauer 77, RPG-7 y hasta un arco.

Adrenalina y música en el campo de batalla

Si por un momento te pasa por la cabeza que esta experiencia se tornará aburrida o predecible, no podrías estar más equivocado. Sí, todos sabemos lo que pasó durante la Guerra Fría pero, Call of Duty cuenta esta historia de forma tan original y emocionante que, salvo que tengas algo muy urgente que hacer, te hará muy difícil despegarte del sofá. Esta misma emoción que apertura el juego se desenvuelve a través de cada una de las misiones.

Existen algunos momentos de calma y sigilo, pero siguen un mismo hilo de adrenalina que todo juego bélico debería tener. Agáchate, apunta, dispara, cúbrete de nuevo y vigila tus alrededores mientras continúas deshaciéndote de tus enemigos como si de verdad estuvieras ahí. La misión depende de ti y morir no es una opción.

Antes de continuar con otras características propias del gameplay, me gustaría dejarte saber que hay un aspecto relevante que hace de Call of Duty: Black Ops Cold War una experiencia mucho muy placentera y electrizante: el soundtrack.

Jack Wall te deja claro desde el menú de inicio que esto no es una historia cualquiera, precisamente llamando “Cold War” al tema principal del juego. Una pieza fuerte, agresiva y nostálgica al mismo tiempo. Pero no solo se trata de composiciones que ambientan los menús o las diferentes misiones y momentos de acción, sigilo o suspenso durante Black Ops Cold War, lo cual ya ensambla perfectamente.

Canciones como “Fortunate Son”, “Hit Me With Your Best Shot”, “Spirit In the Sky” y hasta “Magic Carpet Ride” le estampan ese sello ochentero que, por un momento, hicieran parecer que fueron especialmente escritas para esta historia, la más colorida de Call of Duty a la fecha.

Los maravillosos ochenta florecen en un mundo que pende de un hilo, y es tu trabajo evitar que una catástrofe termine con todo. No importa si no eres un experto en shooters, Cold War se asegura de que te sientas el agente con más estilo, que forma parte de un equipo de estrellas de rock.

Se forma una nueva banda de rock

Call of Duty: Black Ops Cold War es una secuela directa de la primera entrega de Black Ops, por lo que viejos conocidos, como Woods, Hudson y Mason está de regreso, pero sin llevarse los reflectores como podrías imaginar. Ellos ahora se unen a nuevos personajes, cada uno con habilidades (y personalidades) específicas que los hacen los mejores para el trabajo. Russell Adler será quien diriga este barco de operaciones secretas junto con elementos de su plena confianza; Helen Park, Lazar Azoulay, Lawrence Sims y tú, que serás mejor conocido como “Bell” en esta historia.

Tu pasado, tus problemas

Más allá de lo pulido que luce el diseño de personajes, acercándose bastante al realismo del ser humano que provoca levantar las cejas y asentir con la cabeza, un elemento innovador que implementa Cold War es la posibilidad de personalizar tu personaje. No estoy hablando de poder volverte loco y ponerle un corte de pelo con dientes de vampiro, lentes de sol y bermundas coloridas, sino de modificar la información de origen y personalidad. Como te decía, tu nickname siempre será “Bell”, pero puedes colocar el nombre que quieras, real o no, en los antecedentes de tu personaje. Además de elegir de entre algunas opciones de antecedentes profesionales y tu perfil psicológico.

Ya seas que selecciones MI6, CIA, KGB, y un perfil paranoico, lúgubre o lobo solitario, tu decisión tendrá consecuencias en algunas habilidades del personaje, y los diálogos y oportunidades de misiones secundarias se podrían facilitar o dificultar un poco. La verdad es que no existe una influencia muy marcada entre cada posibilidad de elección pero, es un buen detalle que vale la pena resaltar como algo nuevo en la saga Call of Duty. Es un detalle simple, pero te ayuda a sentirte inmerso en la trama y empatizar con tu personaje. En realidad te hace sentir que eres parte de este equipo de matones profesionales.

Acción, acción y más acción

Aquella emocionante misión nocturna que involucraba un avión de carga, persecuciones y un carrito a control remoto explosivo claro que está presente en Black Ops Cold War. Y lo mejor de todo es que, a pesar de serlo, no es la misión más emocionante ni con la mayor carga de acción en el juego. Esto pasa a menudo; ves un trailer de gameplay muy impresionante que te enamora y te hace desear tener el juego porque seguramente está de locos y… Resulta ser el único momento sobresaliente, haciendo que ahora todo esté perdido. Esto no pasa con el nuevo Call of Duty.

Afortunadamente, ésta es solo una de las primeras misiones. Y vaya que es emocionante. Treyarch y Raven te avienta contra una pared hecha de adrenalina pura que podría desbordarse y arruinarlo todo, si no tienes cuidado.

¿Qué podría superar hacer estallar un avión gigante con un carrito táctico explosivo que controlas remotamente, mientras disparas a decenas de enemigos  arriba de un vehículo a toda velocidad, disfrutando de un festín de gráficos de primera que se lucen ante ti bajo la luz de la luna, y cuya calidad de sonido de las armas, disparos y el entorno a tu alrededor te mantienen al borde del sillón mientras te descubres gritando emocionado? No temas, aún hay más. Te prometo que la pasarás increíble.

Y aunque tampoco soy experto en cómo suena el disparar un arma o cómo son los sonidos de una guerra, Cold War posee otro acierto gracias a su elegante calidad de audio. En mi caso, una barra de sonido y un woofer fueron suficientes para detectar lo fino que es el audio en el juego. La equalización es casi perfecta. Cada disparo es diferente, dependiendo del arma que lleves, del lugar o velocidad a la que vayas, e incluso la dirección de donde provengan cuando te refugias ante una ráfaga de balas enemigas. Esto último ayuda a saber de dónde provienen los del bando contrario y poder planear un flanqueo exitoso. Esto ahora me lleva a otro punto: el doblaje.

Uno de los mejores doblajes en español latino

El compromiso con esta reseña me obligó a jugar Black Ops Cold War en su idioma original en inglés y en español. No es sorpresa que el doblaje en inglés esté on point pero, he de destacar que el doblaje en español (latino, por cierto) es buenísmo. Me pasó algo similar como con la película The Fifth Element. Sí, el doblaje original es lo mejor pero el latino tiene un encanto particular que no le quita puntos a la experiencia de juego. Y es que las voces de veteranos como Mario Castañeda y René García ya te dicen que la producción está a un nivel superior.

Me encantaría contarte más acerca de lo que Cold War tiene preparado para ti, pero nada me haría más feliz que lo descubrieras por ti mismo.

El hijo emancipado de Call of Duty

Pasando a cosas más serias, los tiempos de carga de la versión que jugué rondaron de 5 a 8 segundos. Es posible que se deba, en parte, al procesamiento de Xbox One X. Sin embargo, en cualquier otra consola, no sobrepasan los diez segundos entre cada inicio y carga de misión. Las transiciones entre los diferentes actos, una vez que ya está corriendo el juego, son casi imperceptibles, usando por supuesto el recurso de “carga oculta” mientras te platican de qué se trata el siguiente objetivo y el contexto que lo envuelve. A pesar de ello, es interesante todo el material que muestran a lo largo del juego.

Como decía líneas arriba, Cold War es una combinación de hechos históricos reales con un poco de ficción por aquí y por allá, pero sin exagerar demasiado. Si esta fuera tu primera vez aprendiendo sobre la Guerra Fría, es muy probable que creas que todo esto pasó tal cual se cuenta. Aún así, estamos hablando de un videojuego y no es finalmente relevante si todo es 100% real o no. Los principales elementos del juego; su guión, dirección, diseño de personajes, actuaciones y detalles sonoros, gráficos e históricos, lo hacen un juego tremendo que debes probar.

Después de terminar con las manos sudadas por casi morir en la misión previa, una más emocionante te espera. Será mejor que pongas tu celular en modo no molestar, porque Cold War merece ser terminado en una sentada para convertirlo en la experiencia completa que planea ser. Lo repito, es como una película de seis horas llena de acción y suspenso.

No cabe duda de que las locaciones, los edificios, monumentos, ambiente y atmósfera de las diferentes ciudades y entornos en los cuales te desenvuelves son dignos de reconocimiento. Puedes incluso divertirte explorando un poco lo que hay a tu alrededor (sin tener una libertad completa, claro) y ver por ti mismo el grado de compromiso y amor con el cual este juego fue hecho.

Se dice que Call of Duty se convirtió en una vaca lechera a la que no le queda más vida por ser siempre lo mismo año tras año pero, este título tiene una personalidad propia. Pertenece a la familia Call of Duty, pero es el hijo emancipado que maduró, quiso aprender de la vida por su propia cuenta y logró construir una historia única. Éste es un juego que bien podría llamarse solo Cold War y ser igual de imponente sin el apellido Call of Duty.

Un momento de relajación

Sigilo, tensión, traición, giros inesperados, confusión e incluso miedo son solo algunos elementos que Black Ops Cold war se encargará de dosificarte a lo largo de esta aventura. Pero no todo es seriedad, la gente quiere divertirse también. Alimentando al niño que hay en nosotros, y a la nostalgia que nos invade, hay algunas secciones en el juego donde hay arcades clásicos, con los cuales puedes interactuar. Mientras estás en medio de una balacera impresionante, puedes jugar unas partidas de PitfallGrand Prix, y hasta Kaboom! Clásicos de clásicos. Un detalle sin relevancia en la historia pero curioso y entretenido.

Está vivo

Te mencionaba hace rato el gran logro con el detalle gráfico y ambiental de los escenarios de este juego. Cada una de las locaciones y entornos te hará sentir que es un mundo “vivo”. Hay cosas sucediendo paralelamente a la operación que estás desarrollando. Por supuesto que hay mucha más gente involucrada en este conflicto internacional, y otro acierto de Cold War es hacernos creer que hay cosas sucediendo en todo momento.

Es interesante incluso acercarse a los personajes más secundarios e irrelevantes para escuchar su conversación. No son solo habladurías sin chiste. Algunas de ellas tocan temas muy relevantes y sensibles con respecto al momento social, económico y hasta moral que las personas “normales” con actividades u obligaciones fuera del campo de batalla experimentaron.

También te conté que hay una combinación de hechos históricos reales y ficticios. Pues los primeros son puestos por todo el juego para asegurarse de que no te los pierdas. Ya sea en forma de pistas como documentos ultra secretos o transmisiones de televisión con videos reales de la época, Cold War te permite aprender y entender un poco mejor lo cerca que estuvo este conflicto de terminar con toda una civilización. Imagínate, podrías no estar leyendo esto y ni siquiera haber nacido. Es aterrador, si lo piensas. Con todo esto quiero decirte que Cold War es un juego que te atrapa y te hace parte de una obra de teatro en la cual eres un personaje decisivo. Te convierte en el testimonio de toda una generación.

Elecciones que traerán consecuencias

Parte de hacerte sentir un elemento presente en esta historia es gracias a la característica de elección de respuestas/decisiones durante las conversaciones o acciones a desempeñar. Algo parecido a lo que viste en títulos como Beyond: Two Souls. Al final, no es que puedas hacer lo que quieras pero, tu respuesta puede influir en qué tan fácilmente completes una misión, qué tantos giros puede dar la historia, qué tanta información y actividades secundarias desbloqueas, y hasta el final. Son tres descenlaces distintos en total, y dependerán de las decisiones que tomes durante la trama.

Hay un par de elementos chistosos con flashbacks en donde se supone que recreas algo que ya pasó mientras uno de tus “compañeros” te narra lo que ya hiciste. Te cuenta que, por ejemplo, corriste y tomaste una M16 pero, si tomas un arma diferente, él se retracta y dice: “O quizá fue otra”. Gran detalle.

No te contaré demasiado de las misiones pero, hay una parte especialmente genial en la que tomas el papel de un doble agente que está dentro de un edificio lleno de enemigos que ya sospechan de ti, y donde tu objetivo es conseguir el acceso a tus aliados, para lo cual debes despistar a los otros, ya sea inculpando a alguien más o terminando con su vida, con tus propias manos o convenciendo a alguien de que lo haga por ti. Todo usando un uniforme y caminando por los pasillos aparentando ser quien no eres en realidad, y cuidando tus espaldas en cada movimiento que haces. Esta parte es una obra de arte; suspenso puro sin una sola bala… Hasta que terminas disparando miles y destruyendo todo. Fenomenal.

Call of Duty: Black Ops Cold War sin dejar de lado la fórmula de escenas impactantes, explosiones, momentos de adrenalina pura y decisiones rápidas, añade un elemento más: el plot twist. No insistas, no voy a revelarte nada, pero lo que sí te puedo decir es que, para el final del juego, te sentirás un poco drogado. Imagina una combinación de Inception, Saving Private Ryan, y el tan controversial MK-Ultra. Sí, este tema es tocado en Black Ops Cold War. Terminarás preguntándote quién eres realmente, mientras múltiples realidades  colisionan ante ti de una forma psicodélicamente atractiva y donde el tiempo se detiene para revelar la cruda verdad.

Una historia emocionante y adictiva

Call of Duty: Black Ops Cold War
85 100 0 1
A pesar de que este no es el Call of Duty más increíble de todos, trae diversión a la mesa.
La historia más colorida y cinematográfica de Call of Duty.
85/100
Total Score

+

  • Una historia emocionante y adictiva
  • Un deleite para la vista y el oído
  • La producción del doblaje latino es sobresaliente
  • Personalización de antecedentes y perfil psicológico
  • Toma de decisiones que influyen en el desarrollo del juego

-

  • Campaña corta, como la mayoría de los CoD
  • Inteligencia Artificial predecible con el paso del tiempo
  • Habilidades del personaje no influyen demasiado en su desempeño
  • No es el mejor Call of Duty a la fecha
Facebook Comments
Total
2
Shares
2 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post

The Game Awards 2020 tendrá audio descriptivo por primera vez

Next Post

Nintendo prohibió la venta de Joy-Con destinados para a la caridad

Related Posts