Buscar por fecha
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
ThatArklayPlace
Greak

Reseña | Greak: Memories of Azur – La magia en la unión

El debut del estudio Navegante es una propuesta llena de creatividad y un mensaje encantador, pero también de frustración y enredos.

Han pasado ya algunos años desde que escuchamos sobre la existencia de Greak: Memories of Azur, proyecto con el que el estudio Navegante se separó del muelle para iniciar un camino en la construcción de un debut que, de la mano de Team17, hoy comienza a distribuirse al público en general.

Este estudio que inició el remo originalmente con el esfuerzo de cuatro integrantes, nos presenta su primer proyecto que simboliza una promesa para el cada vez más vasto sello de la región; pero que busca colocarse entre los estandartes de la escena independiente internacional.

Así, su propuesta pretende diferir de otras producciones comparables con ella e impregnar sus propias apuestas en la presentación de un mundo completamente nuevo y un concepto que sin mucho tapujo quiere comunicar la importancia de cosas tan puras como el amor fraternal y la unión en algo más que la narrativa.

Greak

Si bien Greak: Memories of Azur es una entrega que desde el principio planteó la claridad del objetivo a alcanzar con su base de jugadores y los engranajes necesarios están en la mesa, ¿será que al final Navegante consigue aprovechar bien sus oportunidades para ser una experiencia digna de ser una joya brillante para la corona?

Si quieren averiguar la respuesta, quédense conmigo.

Nota:
La confección de esta reseña se basa en un run con la versión de Nintendo Switch.

A new home for hope

El argumento de Greak es tan claro como conciso: las tierras de Azur han sido invadidas por una feroz raza, los Urlag, quienes durante años han amenazado a toda la región y obligan a sus habitantes, los Courines, a buscar formas de permanecer a salvo mientras les hacen frente.

Greak

A pesar de la evidente decadencia y la pesadumbre actual de la sociedad, aún quedan esperanzas de encontrar un lugar libre de amenazas para los Courines. Y como podrán imaginar, nuestra misión es contribuir a la causa e ir finalmente por un nuevo hogar lleno de paz.

Esta aventura envuelta en un puzzle-platformer con buenas dosis de acción, nos pone inicialmente en los zapatos del protagonista más joven, Greak, pero a lo largo del camino también lo hace con los de Adara y Raydel, sus hermanos mayores. Ellos juntos son el soporte más importante entre otros pilares de esta entrega, tanto argumentalmente hablando como en qué tan entretenido es el gameplay.

Otro de esos pilares es la belleza que reside en cada visual; una de las cosas que más presumió el estudio fue el arduo trabajo detrás de este universo dibujado y animado casi completamente a mano, y no es para menos. Cada escenario y cada elemento colocado en él transmite por completo el estado de ánimo o la intención que el juego necesita comunicar dependiendo el momento.

La música, grabada con orquesta en vivo, es la dupla perfecta del arte visual para llevarnos de la mano a explorar los adentros de Azur, porque cada pieza contagia esas pequeñas dosis de aventura y fantasía, como si de un libro digno de leerse cada noche antes de dormir se tratara. Hubiese podido celebrar todavía más esta grandeza si la gestión de las piezas no hubiese olvidado ir al compás de la acción.

Esta falta de dinamismo es un tropiezo al fungir como abono para el ritmo del jugador al explorar un escenario. De vez en cuando mis ojos veían un lugar libre de peligro y completamente sereno, pero mis oídos escuchaban una melodía de batalla épica que invocaba a una bravura que no era ni remotamente necesaria.

Greak
El apoyo y la unión son temas importantes para Greak: MOA

El progreso de la historia se hace evidente gracias a algunos personajes de soporte que apoyarán a Greak, Adara y Raydel en su misión. Algunos de ellos serán memorables para ustedes mientras que otros pasarán desapercibidos y creo que esto es porque la parte de la narrativa que se basa en diálogos se queda corta a la hora de regalarles una singularidad que nos haga ser empáticos con ellos y no que nos haga verlos como recursos para recibir cierto apoyo para continuar.

Mi primer playthrough con Greak fue en inglés, y a lo largo de la aventura encontré varios errores de sintaxis en la escritura que no se reducen únicamente a diálogos, sino a textos destacados. Nada de esto arruina por nada las cosas, pero brinda un pequeño toque de confusión al tono de los personajes que dependen de textos.

All for one

Cuando digo que nuestro trío de protagonistas es importante, sí que hablo en serio porque el control simultáneo de todos es una de las grandes apuestas para este título, llevándonos gradualmente a conocer las habilidades de cada uno para entonces poner en la mesa todo el entretenimiento y el chiste en la resolución de los escenarios.

Memories of Azur
El trabajo en equipo te llevará lejos en la aventura

Dichas habilidades son el ingrediente especial y responden de forma positiva o negativa dependiendo de qué tan ingeniosos decidan ser a la hora de aprovecharlas. Es decir, evidentemente cada sección del juego tiene una resolución concreta, pero la forma en la que se llega a ella puede variar y eso depende completamente de cada jugador.

Pero esas libertades pueden convertirse en desventajas porque hay detalles que enredan el aprendizaje y la experiencia a largo plazo

Me temo que tengo que iniciar las explicaciones con claridad: la intención de arrojarnos un sistema de tres personajes en este juego single-player es interesante, pero a grandes rasgos es tan divertida como frustrante y fastidiosa, especialmente cuando llega el tercer personaje ya rezagando en la historia.

Este problema se dosifica en una cadena de tres eslabones: el management en general de cada hermano; cómo esto puede ponerte el pie a la hora de combatir; y cómo la imprecisión de ambos aspectos se complementa con varias injusticias del diseño en general. Pero iré diseccionando esto a lo largo de esta reseña.

It’s (way too) dangerous to go alone

A una misión tan grande como la de nuestros protagonistas corresponde un mapa con peligros directamente proporcionales. Recordemos la buena noticia: cada hermano está equipado con trucos varios para la resolución de cada quest; pero aquellos dos que les prepararán por más tiempo son Greak con su espada, arco y dash para combatir rápido y Adara con sus proyectiles mágicos, su capacidad de flotar para alcanzar plataformas que el doble salto de Greak no alcanza, y su resistencia a la profundidad del agua.

Greak
Greak y Adara serán tus compañeros durante toda la aventura

Una vez que se toma el control de ambos es evidente que hay un vaivén entre el aprendizaje y qué tan capaces somos de dominar el arte del manejo simultáneo. En esencia, es fácil entender de qué va la cosa, pero no es tan simple ponerla en práctica cuando los peligros abundan. Mi consejo inicial es que fraternicen con la rapidez y no piensen demasiado sus acciones, porque la consecuencia podrían ser horas de sufrimiento. La clave para anotar victorias hacia el final de Greak es reaccionar rápido y tomar decisiones arriesgadas con cada una de las opciones que ofrece el juego.

Con opciones no solamente apunto al moveset de cada personaje –que se vuelve más complejo a medida de que el party incrementa– y de la oportuna reacción ante el enemigo en pantalla, sino también a la obligatoria familiarización con la gestión del inventario y una religiosa rutina de salvado de partidas. 

Menciono esto porque una de las cosas más fáciles en Greak es morir, y si son como yo, entonces lo harán generalmente por aspectos casi ajenos a sus habilidades de combate o de precisión, aunque eso tampoco se exenta tan fácil. No puedo siquiera recordar cuántas veces perdí por no haber sido rápida al elegir un ítem de curación en medio de una batalla; por haber dejado dicho ítem en otro inventario; o por no haber llamado al personaje secundario y dejarlo desamparado por escasos segundos.

Greak
Prepárate para salvar cada vez que sea posible, porque verás esta pantalla muchas veces

Vaya, no es queja. Morir es una cosa natural en un juego que tiene una naturaleza como la de este, pero sumemos el hecho de que Greak: MOA carece –por razones que aún no descifro– de auto-save, así que cada muerte cuesta un valioso retroceso hasta el último punto en el que se haya salvado manualmente la partida.

Este tema es agridulce a la hora de asegurar la retención de aquellos que demandan experiencias más accesibles, pero…

Greak es un juego con una apariencia amigable para toda audiencia, así que aspectos como ese pueden resultar en la incompatibilidad y deserción, especialmente porque hay que avanzar un tanto razonable en la historia para que la distancia entre puntos de salvado deje de sentirse larga.

Una vez cruzado ese umbral, esto deja de representar un inconveniente y como dije, se vuelve rutinario. 

Lo que verdaderamente vuelve esta sorpresa algo molesto, es la imposibilidad de abrir nuevos slots de salvado en la misma partida para poder volver, perfeccionar y completar una sección de una mejor manera o ¿por qué no? Revivir algo que se disfrutó luego de concluir el juego, sin tener que superarlo de nuevo.

A warrior’s most powerful weapon…

A pesar de que en Greak hay varios tipos distintos de enemigos, son pocos los casos en los que la dinámica para hacerles frente es distinta; una vez que uno está acostumbrado a las habilidades de combate de cada personaje, bastará sólo con repetir la misma cosa una y otra vez. Generalmente es ir, atacarlos lo más rápido posible y evitar que contraataquen.

Desde luego que hay determinadas clases que pueden ser derrotadas más fácilmente con uno u otro de los hermanos, pero la realidad es que al final da exactamente igual, yo siempre acudía al primero en la fila o al controlado en turno para ir por ellos.  

Encontrarás múltiples formas de eliminar a tus enemigos gracias a las habilidades del trío

Así fue como me di cuenta de que cosas como el arco de Greak son completamente prescindibles si se tiene habilidad con la espada. Esta arma requiere de una precisión inaudita que con controles de consola toma valiosos segundos, cuesta recursos y apenas daña. El único uso ingenioso que encontré para él fue el empujar a algún enemigo de una plataforma para continuar caminando en esa dirección, pero es preferible invertir el tiempo de una emergencia en el switching de personaje que en apuntar con el arco.

Es el lado de los jefes en donde sí cobra importancia aquella cosa que mencioné antes: las decisiones que tomes sobre la habilidad de tus personajes son la clave de qué tan complicada será la experiencia para ti. En mi caso fue posible eliminar casi a todos ellos apoyándome de habilidades concretas de cada personaje; mi victoria favorita fue un trabajo en equipo bien ejecutado con Raydel y Adara. 

Por el contrario, me encontré atorada por un rato en busca de la respuesta de cómo poder hacerle frente a uno de los primeros jefes apoyándome de Greak y Adara juntos. Lo triste es que no lo conseguí y una vez que cambié la estrategia abandonando a Adara y luchando con Greak, logré superarlo al primer intento.

En lo que a mí respecta, el verdadero peligro de Greak no está precisamente en los combates, sino en la cantidad de errores que uno mismo decida cometer, y el dejar de cometerlos a veces es lastimosamente tardado y hasta azaroso cuando ciertas cosas en el gameplay y los niveles forman un torrente de injusticias.

Memories of Azur

Las modalidades default del control no fueron mi taza de té; por ejemplo, hay dos formas básicas para controlar al o los personajes que no estén en tu control principal. Por un lado está el botón que hay que mantener sostenido para que los personajes secundarios mimeticen tu movimiento, y por el otro hay posibilidad de llamarlos a mantenerse cerca de ti sin que te imiten.

Estos dos comandos son la clave del éxito y en realidad funcionan a la perfección hasta que hay que moverse rápido –por ejemplo, ante un jefe–, para hacer un switch de personaje con necesidades concretas como tomar algo del inventario; son muchos pasos que demandan realizarse casi al mismo tiempo en uno o dos segundos.

Pero hay soluciones salvavidas y hoy vengo a revelarlas. La que funcionó para mí fue cambiar del modo del botón de mímica a toggle en lugar de hold, de tal modo que sólo fuera necesario concentrarme en la precisión de mis movimientos y la gestión del status de mis personajes sin tener la necesidad de jugar Twister perdiendo un dedo en todo momento.

Aún así, es interesante que a pesar de que mi partida duró aproximadamente 10-15 horas no puedo considerarme aún una maestra del timing y no puedo presumir que dominé el manejo perfecto de los tres personajes, gestión rápida de inventario y habilidades, porque en demasiados momentos rápidos el switch es más un contratiempo que una ventaja. Nunca dejé de sentirme torpe y creo que ese es un insight valioso, porque sé que no seré la única.

Otra injusticia tiene que ver con la aleatoriedad en la aparición infinita de enemigos rondando de vez en cuando en zonas previamente exploradas, que parecían seguras. A menudo dejé a algún personaje esperando mientras yo iba a resolver algo al otro lado del mapa y terminaba perdiendo -la partida, tiempo y amor a mi existencia– porque algún enemigo aparecía en su ubicación y éste no había podido defenderse a tiempo.

Y en medio de todo este malabar, arriba él

Memories of Azur
Raydel trae consigo más diversión a la mesa

La aparición de Raydel llega luego de buenas horas de prueba y error, cuando creen que ya lo han aprendido todo. Su presencia refresca la dinámica y sin duda mantiene la diversión vigente porque con él nacen nuevos tipos de peligro que quizás a esas alturas nunca se imaginarían. Es en ese punto cuando finalmente se representa más firmemente la importancia de utilizar las fortalezas de un hermano, para que las debilidades del otro se vuelvan irrelevantes en la aventura.

Pero este delivery tan bello del mensaje del juego es efímero y apenas se aprovecha en un último nivel que no sólo es lastimosamente enredado, sino que es un popurrí en bucle de malos cálculos, injusticias dignas de una jaqueca y otra demostración de lo complicado que es ser rápidos y precisos con herramientas como el hookshot que él carga consigo.

… Is patience

Ahora vayamos a la otra cara de la moneda sobre lo que pienso sobre Greak: a pesar de que todo lo que mencioné antes se siente como el ser humano molesto de la secundaria que te hacía bullying para gustarte, hay un enorme contraste de belleza etérea y magia magnética. Ambas cosas terminan por funcionar juntas.

Es indudable que muchas de las apuestas de Navegante son arriesgadas y en ocasiones se sienten testarudas, en especial en cuanto a lo que imponen que el jugador haga y lo que plantean para aprender esas acciones; por eso dije que la libertad es condicionada por desventajas.

Pero hay otras que son un deleite y que también están presentes en todo momento, como el precioso resultado de ser un buen explorador en cada rincón del universo de Greak. Hay muchos recursos que encontrar por aquí y por allá, pero también uno que otro reto extra que traerá consigo la recompensa de una mejora para determinadas habilidades.

Memories of Azur

Esta abundancia de ítems a encontrar se inclina más hacia las posibilidades de sanación, fungiendo como una solución paralela a la cantidad del daño que se recibe. De vez en cuando encontrarán lugares en donde podrán combinar ingredientes para magnificar el efecto y recuperar más puntos de salud de una vez.

La existencia del mapa se limita a la ubicación general de los puntos madre del juego, pero no contiene un desglose entero de las zonas exploradas y tampoco indicadores de que han completado un área específica. Nada de esto afecta a gran escala la experiencia, pero su existencia sería una maravilla para aquellos que gustan de completar al 100% cada locación.

Y es que Greak: Memories of Azur es definitivamente un juego que nos invita a volver de vez en cuando al saber que hemos dejado algo en el camino o que todavía hay un puzzle pendiente qué resolver, incluso existe la posibilidad de hacer fast-travel para ir de vuelta a un área específica.

Comprendo bien que la intención del sistema de tres personajes es el ingrediente básico de esta experiencia y como dije a través de este artículo, consigue entregar su mensaje. Igual sería interesante y a nadie le molestaría averiguar cómo es que el mismo mensaje evoluciona a través de un modo cooperativo que nos invite a unir fuerzas con otras personas del mundo.

Conclusión

A pesar de que con el desempeño de Greak: Memories of Azur Navegante aún no alcanza la perfección, he de afirmar que nos ha entregado todo lo que estuvo prometiendo en una aventura que vive muy, muy lejos de la tierra del aburrimiento.

La riqueza de esta propuesta no sólo está afianzada a un cálido mensaje de reflexión y un esmero artístico que se comunica satisfactoriamente con nuestros ojos y oídos; sino en la cantidad de posibilidades que su gameplay ofrece a la hora de ver qué es lo que los jugadores harán con ellas al controlar a Greak, Adara y Raydel.

Memories of Azur

Es por ello que considero que la idea detrás de Greak es maravillosa por sí misma y en realidad cada error puede ser perfectible ajustando algunas tuercas y poniendo un balance en la atención a los detalles que, percibo, en esta ocasión se vieron opacados por el evidente reforzamiento de los aspectos que sí destacan.

¿qué es lo que traerá navegante en el futuro?

Una luz que apunta a un futuro brillante

Greak: Memories of Azur
81 100 0 1
81/100
Total Score

+

  • El juego nunca deja de ser divertido
  • Arte y música que destacan
  • Un gameplay que ofrece varias posibilidades para el jugador
  • A pesar de todo, no es una entrega que se siente incompleta

-

  • Más atención al detalle hubiese evitado tropiezos que opacan grandezas
  • Herramientas de precisión como el gancho y el arco son frustrantes
  • La imposibilidad de abrir más slots de salvado durante la partida
  • La porción final del juego es anticlimática y demasiado enredada
Facebook Comments
Total
27
Shares
27 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Sly Cooper 5

¿Sly Cooper 5 en desarrollo? Una filtración así lo indica

Next Post
The Simpsons: Hit Run

The Simpsons: Hit & Run volvió en forma de un proyecto fanmade

Related Posts