Reseña | DOOM: Eternal

Doom_Eternal_Interior
Doomguy regresa para terminar lo que empezó hace algunos años atrás, exterminar con la amenaza demoniaca que ahora logró llegar a la tierra para consumirla en la obscuridad.

Mi primer contacto con Doom fue en una Compaq Presario de escritorio en 1996; recuerdo que acompañé a mi papá a Monterrey para comprar la PC (en esos años vivía en la ciudad de Torreón), instalé los 5 diskettes y empezó la masacre de demonios. Fue impresionante ver por primera vez un mundo 3D en el que podía matar monstruos a escopetazos hasta ponerme creativo con una motosierra, sangre por todos lados y una música increíble. Doom se convirtió en un favorito al instante.

Y no lo digo a la ligera; en aquellos años este juego estaba en casi todas las computadoras, lo usaban para demostrar la potencia de las PC, porque fue el juego pionero con gráficos 3D verdaderamente inmersivos corriendo a 30fps; nos dio un vistazo al futuro de los modos multijugador al brindarnos la posibilidad de conectar cuatro computadoras vía LAN, dio inicio a los hoy tan conocidos MODs en los juegos y claro, el diseño de mapas, ya no eran solo túneles como en Wolfenstein 3D; tenías corredores, cuartos secretos, áreas abiertas y una sangrienta misión de matar demonios.

La semilla que dejó Doom en los videojuegos fue bien abonada por otros títulos Duke Nukem 3D, System Shock y Star Wars: Dark Forces, entre muchos otros.

Pasaron algunos años sin otro juego de la serie, pero en 2016 id Software dio de cierta forma un reinicio a la franquicia, y sí, volvieron a revolucionar el cómo se hace un FPS, tal cual lo hizo en 1993. Con un éxito rotundo en sus manos, anunciaron la secuela en el marco de E3 2018 y no podía esperar a jugarlo, pero con un retraso en su fecha de lanzamiento, no fue sino hasta este pasado 20 de marzo que le pude echar mano al juego.

Reseña Doom Eternal

Pero, ¿es Doom Eternal un título que continúa cosechando lo mejor de sus predecesores? Si quieres averiguarlo, te invito a continuar leyendo.

Prepara tus armas, llegó la hora de regresar al infierno

En más de 20 horas de juego dedicadas a Doom Eternal, tengo que decir que es una experiencia conocida pero a la vez nueva y refrescante. Sí, es un FPS hecho y derecho, pero el equipo de id Software liderado por Hugo Martín encontró la forma de crear algo nuevo y uno de estos puntos que bien construyen dicha novedad es la historia, lo que en otros Doom era algo que estaba presente pero no era algo importante.

En esta entrega es todo lo contrario, los escritores buscaron un storytelling mucho más nutrido que ayuda en gran medida a la experiencia completa y al lore de la saga, justo siguiendo la tendencia moderna de que una buena historia no está precisamente peleada con un buen gameplay, al contrario.

Doom Eternal, cuenta con varias cutscenes muy bien colocadas durante la campaña que te van explicando más a fondo quien está detrás de la invasión, cómo es que Doomguy se convirtió en lo que es y qué tiene que hacer. Además, a lo largo del juego vas recolectando entradas a tu Codex, que complementan muy bien la expansión de información en la misión y brindan contexto sobre lugares que vas visitando.

Reseña Doom Eternal

El juego inicia justo donde termina la entrega anterior, Doomguy ha viajado desde Marte hasta la tierra en la Fortress of Doom, que sirve como hub durante todo el juego; para detener la invasión demoniaca en la Tierra, tendrás que visitar diferentes lugares para seguir avanzando y… hasta aquí les contaré (política de cero spoilers) pero les aseguro que su historia los va a atrapar como a mí.

La única forma de sobrevivir es moverte… muy rápido

Como mencioné antes, la fórmula de un FPS es muy conocida y este juego la mantiene. Ciertamente los nuevos elementos que agregaron tanto en los mapas como en habilidades son otro de aquellos puntos bien refrescados; en Doom (2016) se vislumbraban esbozos de plataformas que en 2020 lograron perfeccionar al máximo; agregaron tubos que puedes usar para balancearte e impulsarte hacia arriba, también incluyeron paredes que puedes trepar, pero no termina ahí, también puedes realizar un brinco doble. Sin embargo, creo que la habilidad más importante y dinámica es el double dash, ya que con éste podrás alcanzar lugares más alejados, te ayudará a resetear el brinco doble y será crucial para las peleas concurridas de enemigos.

Reseña Doom Eternal

Una gran diferencia que vamos a poder notar en este juego son sus mapas y el universo extendido de Doom; mientras que en el pasado era mucho más lineal, en este los mapas son más extensos y abiertos, por lo que agregan más verticalidad al juego. Ahora vas a poder visitar más planetas/lugares y no solamente de Marte al Infierno como en el juego pasado, cuenta con muchas secciones escondidas que con pericia y precisión podrás encontrar, así como secciones completas de plataforma donde tendrás que combinar saltos, agarrarte de paredes y tener un gran control de tus habilidades para poder avanzar.

Las batallas se vuelven un verdadero caos, y aquí entra otro punto que mejoraron: la rapidez y frenesí que puedes lograr en estas peleas. Tendrás que hacer uso del brinco doble, tubos amarillos, entorno, double dash y obviamente echar mano de todo tu arsenal, porque el movimiento es la clave para acabar con las hordas de demonios que te querrán ver muerto, quedarte parado ya no es una opción y mucho menos contra los súper demonios. A comparación con su predecesor, se siente con mucha velocidad y sobre todo dinamismo al matar enemigos, puedes llegar a combinar armas principales, mods, de mano y glory kills para ocasionar el mayor daño posible.

Tendrás que quemar, congelar y descuartizar enemigos para seguir con vida

Aunque los recursos son escasos en los mapas y vaya que los necesitamos para no morir en el intento, se creó un nuevo sistema para generarlos, se mantienen los Glory Kills (a los cuales tengo que aplaudir porque sus animaciones son increíbles) para recuperar salud, pero ahora usando el lanzallamas los demonios te darán armadura y con la motosierra arrojarán municiones.

Reseña Doom Eternal

Al igual que el juego de 2016, este punto fue una queja constante de los jugadores, y aunque lograron innovar con esta nueva técnica, no logra convencer ni ser tan efectiva, sobre todo cuando estás frente a una multitud de demonios, pues resulta muy complicado poder ejecutarla con éxito y es muy probable que termines muerto una buena cantidad de veces, lo cual puede ser frustrante. Sin embargo, al final, la única solución es practicar la combinación de los tres métodos y lograr sobrevivir, pero esta no es una tarea sencilla.

Teniendo en cuenta todo esto, llego a otro gran punto que hace la diferencia: el apartado visual es impresionante en este juego. El nivel de detalle que dieron a cada uno de los rincones de esta entrega es definitivamente de 5 estrellas, desde la ambientación hasta aquellos elementos que dan vida a los mapas. Se nota un fino toque en el diseño de cada demonio, y como lo comentaba anteriormente, las animaciones de los Glory Kills son algo que vas a querer seguir viendo una y otra (y otra) vez. La séptima generación del Doom Engine, creado exclusivamente para el juego, ayudó muchísimo para lograr la gran estética visual, a diferencia de Doom 2016 que se hizo con la versión anterior.

Con una lluvia de balas te abrirás paso por las hordas de demonios

El arsenal con el que contarás es el que vimos en la versión pasada, pero ahora con un sistema de mejoras mucho más grande y algunas novedades en sus mods que las harán más letales y efectivas contra ciertos demonios. Por ejemplo la escopeta cuenta con bombas adherentes y modo automático; el cañón pesado ahora se convierte en rifle de francotirador o lanza micromisiles; la superescopeta trae un gancho de carne, entre otras.

El sistema de mejoras es a base de puntos de armas, los cuales obtienes al acabar con toda la presencia demoniaca en un nivel, cada arma tiene actualizaciones para los mods como enfriamiento más rápido, potencia, velocidad, entre otras; así hasta llegar a la última y más potente actualización que es la maestría del arma.

Reseña Doom Eternal

También cuentas con tres armas de mano, las cuales son lanzagranadas explosivas y de hielo (importante aprender a cambiarlas rápidamente), el lanzallamas y la motosierra. El Traje Pretor de Doomguy también cuenta con mejoras que te ayudarán a sortear las misiones, podrás encontrar regados todos los puntos necesarios para actualizarlo, algunas veces en locaciones secretas.

Existen nuevos elementos para mejorar tus habilidades y armas de mano, por un lado están las Runas, que podrás encontrar escondidas en los mapas y desbloquearán habilidades como el tiempo y distancia para realizar Glory Kills, ralentizar el tiempo cuando vas en el aire y otros más. Por el otro lado están los Cristales Centinela que te ayudarán a incrementar la barra de vida, armadura y municiones, una gran ayuda en este camino infernal.

Enfrentarás más enemigos, más grandes y más poderosos

La variedad de demonios a los que vamos a enfrentar es bastante y se dividen en cuatro tipos: Demonios, Demonios Pesados, Súper Demonios y jefes. Tendrás que aprender cuáles son los puntos débiles de cada uno para poder acabar con ellos rápidamente, porque en más de una ocasión tu pantalla se llenará de todos los tipos y te parecerá imposible matar a todos.

La productora ejecutiva, Marty Stratton, y el director creativo, Hugo Martin, escucharon a los fans y trabajaron en arreglar una de las críticas recurrentes de Doom 2016: no había gran variedad de enemigos en la segunda mitad del juego, por lo que en esta ocasión se dieron a labor de mejorar los diseños ya existentes, así como de incrementar el número de demonios que tendremos que destruir en nuestro camino.

Regresan los que vimos en el juego anterior como el Imp, Hell Knight, Mancubus y Revenant, entro otros; cabe destacar que revivieron algunas criaturas de Doom II como Pain Elemental, Arachnotron y Archivile (que podrá invocar montón de demonios), y adicionalmente, crearon nuevos enemigos como Whiplash, Marauder y el Doom Hunter, estos dos últimos los alucinarás por un rato.

El frenesí y destrucción a ritmo de heavy metal

El apartado musical de Doom Eternal es algo peculiar, ya que al hablar de Doom es hablar de Heavy Metal. El compositor Mick Gordon regresó para crear un soundtrack original y extraordinario, con riffs de guitarra más graves para dar énfasis en la furia de los combates, usando sintetizadores para dar sonidos estridentes y mezclándolos en equipo analógico, agregando un coro de heavy metal para esos cantos guturales dentro del juego. Mi recomendación es subirle a tu equipo de sonido y sin duda alguna te ayudará a seguir con tu misión.

El lado técnico de Doom Eternal también es un gran avance, ya que se creó el nuevo motor de juego iD Tech 7, que empuja las consolas al límite sin necesidad de hacer sacrificios en el frame rate. Lo que hace el motor es dar más frames con lo que puedes ver más cosas en la pantalla, muy necesario para los frenéticos enfrentamientos con muchos demonios por vencer.

La versión que jugué fue la de Xbox One S y vaya que corre bien, llegando a 1080p escalados de 900p y 60fps, no tuve un solo problema ni caídas de frame rate inclusive en las peleas más acaloradas con montón de demonios atacándome. Si buscas mejores gráficos en consola, tendrás que tener un Xbox One X que corre a 60fps y escala a 4K desde 1800p o un PS4 Pro que te dará 1440p y escalada a 4K a 60fps o un PS4 que correrá a 1080p y 60fps.

Que se armen las retas para matar criaturas infernales

En el modo multijugador Battlemode te enfrentarás a dos demonios; las opciones a elegir son Revenant, Mancubus, Archvile, Pain Elemental y Marauder, es un juego del gato y el ratón donde tendrás que matar a los dos demonios para ganar la partida, tendrás todo el arsenal a tu disposición y mejoras para cada partida, es importante primero jugar la campaña para conocer los puntos débiles de cada demonio y moverte lo más rápido que puedas.

En el lado infernal la misión para ganar la partida es acabar con Doomguy, será un trabajo en equipo y crear una táctica para poder acorralarlo, puedes invocar hasta dos demonios menores, hay un tiempo de enfriamiento, también podrás incrementar tu velocidad o salud por corto tiempo, con todo esto tendrás que encontrar la forma de matar al slayer antes que él a ti.

Reseña Doom Eternal

  • Una gran historia que te atrapará
  • Diseño más vertical y abierto en los mapas
  • Progresión de armas, armadura y habilidades
  • Un gran soundtrack original
  • El apartado visual es para destacar
minus
  • Mecánica de recuperación de recursos
  • Hay puntos anticlimáticos con algunos jefes
Veredicto
9.5
10
Un clásico renovado, sanguinario y brutal

Reseña | DOOM: Eternal

Sin duda alguna, id Software sigue siendo el que pone el estándar en los FPS, con Doom Eternal vuelven a darle un toque de frescura a lo ya conocido, el agregar plataformas a la campaña ha sido un deleite, y claro que pasé grandes momentos de frustración, pero dan al clavo al ofrecer de vez en cuando un respiro de las hordas de demonios que tienes que matar. Con este juego, el Slayer puede reclutar nuevos marines que no conozcan su historia y misión de acabar con la amenaza demoniaca.

Los coleccionables del juego dan recompensa a la exploración, cosa que me gusta hacer y creo que muchos más disfrutan hacerlo, y le dan ese punto justo de rejugabilidad, así tendré que ir por mi segunda vuelta al juego próximamente.

El frenético caos que causa acabar con los demonios que te ponen enfrente es algo que te mantendrá pegado al control, además querrás saber más sobre la historia del Slayer, es un gran juego y si eres fan de los FPS tiene que ser parte de tu colección. Si eres de los que buscan un verdadero reto, te recomiendo jugar el modo Ultranightmare o Extra life.

(Special features)

Geek, Indie Filmmaker, Gamer, Star Wars fan, play the guitar, watch a good movie, play soccer and carpe diem. All you need is L O V E ! @makanini

Comentarios