Buscar por fecha
marzo 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
ThatArklayPlace

Remakes y la nostalgia expresada a través de los videojuegos

¿Qué nos atrae de revivir las historias de los antiguos héroes? Juegos van y juegos vienen, y aunque el paso del tiempo es inevitable, hay algunos de ellos que regresan aún con el salto generacional. 

Desde la re-exploración de las viejas mecánicas de juego, hasta la nostalgia de nuestros primeros recuerdos junto a los videojuegos, es innegable que la atracción de los remakes vive en todos nosotros.

El año era 1996 y la habitación en la que estaba agazapada era muy oscura, con la televisión como única fuente de luz: lo que veían mis ojos era un espacio sumergido en un bosque oscuro, con el equipo Alpha de los S.T.A.R.S. investigando la desaparición del equipo Bravo bajo circunstancias muy misteriosas. Fuera de ese bosque y brincando más allá de la pantalla, la impresión que me llevé con el primer Resident Evil se quedaría conmigo aún con el avance tecnológico de las consolas de sobre mesa, aunque con la llegada de nuevos títulos, quedaría eventualmente olvidada la historia trágica de la ciudad de Raccoon City.

Remakes
Resident Evil (1996). Desolada e imponente, la mansión Spencer sería el escenario de una historia llena de intrigas.

Para el año 2002, Capcom dio un anuncio que me convirtió, junto a miles más, en la fan más dichosa: Resident Evil volvería con un lujoso Remake, ahora en exclusiva para el GameCube de Nintendo. El REmake —como fue pronto conocido— volvió no sólo con la vieja historia compartida por Jill y Chris en la mansión Spencer, sino que significó también una re-exploración de las capacidades narrativas de los videojuegos: ahora irreconocible gracias a la maravillosa capacidad gráfica de la consola, me enfrenté nuevamente a la vieja mansión donde conocí nuevas profundidades de las retorcidas mentes detrás de la corporación Umbrella.

Remakes
REmake (2002). Misma mansión, mismos héroes: Capcom redifinió la atmósfera general del juego y, con ello, la experiencia total de su título.

En su época —y aún en la actualidad— el lanzamiento de Resident Evil Remake supuso un punto de partida muy interesante para las compañías, quienes pensaron en las ventajas y desventajas de la reaparición de ciertos títulos aclamados por el público. La historia de los Remakes va mucho más atrás en el tiempo, en 1975, cuando Atari era la novedad del mercado: nacidos bajo el concepto de transportar juegos con un público establecido en consolas con nueva potencia gráfica, las desarrolladoras no tardaron en girar su atención al prolífico mercado que se abría ante ellas.

Así, según la novedad de la consola en turno y la nostalgia de grupos de fans, diversos títulos regresaron a la vida, no sin entrar en una suerte de clasificación según la cantidad de modificaciones que realizaban en la “traducción” a una nueva consola. Desde el copy-paste directo de los ports, quienes nos sumergen en la misma narrativa —si acaso con adaptaciones en los mandos—, hasta los HD Remaster cuyo encanto reside no en la reestructuración de las narrativas sino en los escenarios y animaciones elevados en su calidad gráfica, quedó claro que la nostalgia encontraba su manera de colocarse de nuevo en las colecciones de las nuevas consolas. Aunque la mayoría de las veces estos relanzamientos son producidos por las mismas compañías, en algunas ocasiones son las manos hábiles de los fans quienes unen los puentes entre los viejos videojugadores y los contemporáneos. Sin embargo, el máximo galardón para cualquier título es regresar en la forma de los remakes, tal cual fue el caso de Resident Evil en su versión nueva: la sensación de deja-vu que te acompaña mientras recorres una línea gráfica y narrativa, extrañamente conocida pero tan sorprendente como nueva.

¿Consumismo o re-play value?

Cuando navego por las tiendas virtuales, me gusta preguntarme qué tanto la nostalgia alimenta un consumismo irresponsable de regresar a lo viejo y maravilloso, en lugar de probar las nuevas propuestas del mercado. Podría ser que la respuesta se encuentre en el re-play value de muchos títulos, al agregar nuevos apartados o elementos llamativos como skins o la incorporación del sistema de logros o trofeos.

Remakes
Metal Gear HD Collection (2011). Los juegos brincaron de la sala a las pantallas portátiles, acompañándonos en las largas travesías de transporte público.

Con la aparición de las consolas portátiles, llegó también la posibilidad de viajar acompañado de tus títulos favoritos. Llevar las ruinas de Midgar en mi PS Vita o las tácticas de agente infiltrado de Snake en Metal Gear HD Collection son una reconfortante escapada a las largas horas de espera citadinas, que ocurren con tanta frecuencia. Estas consolas han resultado muy beneficiadas con la posibilidad que implican los relanzamientos, sobre todo en portátiles con títulos escasos o no demasiado difundidos. Gracias a estos saltos tecnológicos es común ver a niños por la calle, sosteniendo en sus pantallas portátiles las historias que nosotros vivíamos apelmazados en nuestras habitaciones, con un montón de cables aquí y allá, debajo de unas cobijas.

Muchas veces resulta más estimulante desempolvar nuestras viejas consolas y así revivir la experiencia partiendo desde el mismo lugar en que la conocimos… a menos, por supuesto, que las inclemencias del tiempo hayan también reclamado su vida, y la única manera de volver sea accediendo a las tiendas virtuales y adquirir los títulos que tanto amamos.

Las promesas que no han llegado…

Familiarizados con el mercado de los relanzamientos, es muy difícil no fantasear con las posibilidades que representa este mercado, aunque demande una suerte de paciencia que, esperamos, también se conmine con un golpe de suerte. A más de 20 años de su lanzamiento original, el aclamado Final Fantasy VII ha sido el objeto de polémica en cuanto a remasterizaciones se trata. Para mayo del 2005, Square-Enix mostró las capacidades de PlayStation 3 con una demo técnica que elevó hasta las nubes el ritmo cardiaco de cientos de fans… y a 12 años de este anuncio, fue apenas hasta hace algunas E3 que el equipo del diseñador Tetsuya Nomura confirmó este esperado relanzamiento.

Remakes
Final Fantasy VII Remake (pendiente) es, seguramente, el remake más esperado en la industria de los videojuegos, próximo a debutar en la última generación de consolas.

En el caso de nuestra querida serie de Survival Horror, con el éxito cosechado por el REmake no fueron pocos los fans que comenzaron a soñar con los relanzamientos de los títulos posteriores y tal fue el hype que ocasionó que pronto comenzamos a soñar con el remake de Resident Evil 2, la secuela que nos sumergió aún más en los enredos de la corporación Umbrella. A casi 20 años de su aparición, el equipo de Capcom ha confirmado el retorno de las aventuras de Leon y Claire en la infestada estación de Policías de Raccoon City… ¿cuánto tendremos que esperar por volver a revivir esta historia?

A pesar de ser un nicho del mercado que se rastrea a las épocas del Atari, es incuestionable que la presencia de las remasterizaciones (en sus diversas gradaciones) no será un fenómeno que cese, sino todo lo contrario: cada vez es más común observar en los catálogos de tiendas digitales paquetes de juegos, donde se revive no sólo un título, sino muchas veces el compendio general de una saga, como sucedió con las sagas de Metal Gear, Jak y Daxter o el regreso de Crash Bandicoot con la N’sane Trilogy

Con esto, pareciera que el universo de las remasterizaciones se sustenta más que únicamente en el consumismo: la reexploración narrativa y la perspectiva antológica unen fuerzas para acercar las viejas historias hacia miles de fans jóvenes que apenas inician su camino en los videojuegos… sin dejar de ser un brinco a la nostalgia de nuestras primeras partidas para todos los viejos jugadores.

¿Y ustedes qué remasterización/remake les gustaría tener entre manos?

Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Street Fighter V:Arcade Edition

Street Fighter V: Arcade Edition hará su debut en enero del 2018

Next Post
Miyamoto

Shigeru Miyamoto y la filosofía detrás de su diseño

Related Posts