Buscar por fecha
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
ThatArklayPlace

Pokéwalker: el antecedente de Pokémon Go

Pokéwalker

Poco más de seis años antes del lanzamiento de la aplicación de Pokémon Go y su popularización en todo el globo, la compañía Game Freak diseñó un podómetro bastante especial, cuya funcionalidad complementó la experiencia de juego de las versiones de Pokémon HeartGold y Pokémon SoulSilver. Su nombre, fue el de Pokéwalker y su interacción con los videojugadores, llevó a la franquicia de los monstruos de bolsillo un paso más allá de las consolas de Nintendo.

Los antecedentes del singular podómetro

La historia con el Pokémon Walker, comienza años antes de su lanzamiento en marzo de 2010. Así como el hardware y el software aplicado a los videojuegos retoma o perfecciona tanto ideas como aplicaciones de las generaciones anteriores, el Pokéwalker tiene sus raíces en Pokémon Pikachu y Pokémon Pikachu 2 GS.

Ambos aparatos, arribaron a las tiendas durante la salida de Pokémon Yellow y la generación original de Pokémon Gold y Pokémon Silver. Para que puedan darse una idea de su respectiva salida en el continente americano, ésta ocurrió el 2 de noviembre de 1998 y el 16 de octubre de 2000. Entre tanto, el mundo le estaba disfrutando de la quinta plataforma de consolas, con plataformas como el Nintendo 64, el PlayStation original, así como los últimos años de Game Boy Color.

Definitivamente esta época, fue un momento muy importante para todos los que nacimos a finales de los años ochenta y principios de los noventa.

Pokémon Pikachu

Otro dato interesante, es que los dos dispositivos fueron desarrollados por Jupiter Corporation, una compañía de juegos third-party que también creó los juegos de pinball y puzzles relacionados con la franquicia de Game Freak, tales como Pokémon Puzzle Collection o Pokémon Pinball.

Si bien estas dos máquinas portátiles eran muy similares al  registrar el número de pasos y su conversión en una determinada cantidad de puntos llamados “watts”, sus modos de juego eran bastantes distintos unos de otros. Por ejemplo, en Pokémon Pikachu, el objetivo únicamente era cuidar del icónico roedor eléctrico, para que éste mostrara acciones en la pantalla y obedeciese las órdenes de su propietario.

Una forma distinta de entrenar a tu monstruo de bolsillo
Pokémon Pikachu 2 GS

Por otra parte, Pokémon Pikachu 2 GS poseía la capacidad de interactuar directamente con los juegos de la Segunda Generación vía un sistema infrarrojo alojado en el puerto del Game Boy. Dependiendo del número de “watts” enviados al juego base de Pokémon Gold y Pokémon Silver, el jugador recibía ítems especiales bajo el nombre de “Mystery Gifts” (regalos misteriosos), mismos que podían ser desde Bayas Pokémon hasta muñecos coleccionables.

Como dato adicional, el Pokémon Pikachu aparece en otros juegos de Nintendo, pero solamente como referencia visual en los juegos Animal Crossing para Nintendo GameCube y Wario Land 3, el cual fue compatible con el Game Boy Color.

Tras varios años y diversos avances en la tecnología logrados, la llegada del Pokéwalker a nuestra región ocurriría el 14 de marzo de 2010, dando lugar a una forma de convivencia entre los videojugadores, sus mascotas virtuales y la consola portátil Nintendo DS.

Un vínculo entre el juego y la actividad física
Pokéwalker

A diferencia de sus predecesores, el Pokéwalker fue desarrollado por la propia compañía Game Freak. Sin embargo, éste último guardó ciertas similitudes con el Pokémon Pikachu y el Pokémon Pikachu 2 GS, siendo la principal el hecho de que este podómetro combinaba un sistema mecánico, un acelerómetro y un componente digital.

Mientras la parte mecánica contaba los pasos, el sistema integrado del acelerómetro registraba los datos así como la distancia recorrida. Después, toda la información se llevaba al software que convertía los pasos en “watts” para otorgar recompensas a los usuarios de Nintendo DS.

En resumen, el Pokéwalker era una maravilla en miniatura. Recuerdo que pasé horas de exploración y diversión en parques, calles y otros rincones conocidos de mi vecindario, recolectando valiosos puntos que harían más fuertes a mis criaturas. Gracias a este aparato, dos de mis pasatiempos favoritos se unieron en una sola actividad: la caminata y los videojuegos.

Sin embargo, pasar y recolectar premios para los Pokémon propios, era sólo una de las muchas maneras en las que el Pokéwalker beneficiaría a los usuarios de HeartGold y SoulSilver.

El Pokéwalker y el retorno de la Segunda Generación

La interacción entre este dispositivo y los dos juegos mencionados, comenzaba cuando aquellos con una copia, iniciaban una nueva partida. Tras ello, el Pokéwalker también debía reiniciarse para así comenzar una transferencia adecuada de información entre la consola y el dispositivo complementario.

Pokémon Soul Silver

Cuando los jugadores sincronizaban su aparato con el juego y la consola portátil, podían llevar hasta tres Pokémon en el Pokéwalker; mismos que adquirían experiencia cuando su usuario salía a caminar. Además de estas ventajas, implementó dos nuevos sistemas para la interacción humano-pokémon: el Pokéradar y un buscador de objetos llamado “Dowsing Machine” (traducido en las versiones al español como Zahorí o Buscaobjetos).

El Pokéradar involucraba al jugador y a sus criaturas en un mini-juego de exploración. En la pantalla monocromática del dispositivo, aparecía una imagen de un terreno con césped; el entrenador, debía encontrar el área correcta para iniciar una batalla Pokémon con ayuda de los botones hasta que apareciera un signo de admiración. Esta señal, le indicaría al usuario que el evento ocurriría en un espacio designado dentro del Pokéwalker.

En ese momento, uno como usuario decidiría si iniciar la pelea o esperar a que eventos más raros quedaran disponibles. Dichas elecciones, debían ser tomadas dentro de un corto lapso de tiempo; si el periodo de espera terminaba, el Pokeradar quedaba inutilizado y para volver a activarlo, el entrenador debía gastar 10 puntos “Watt” por uso. Las áreas a las que el jugador podía mandar a sus Pokémon, determinaban el tipo de monstruos para pelear, siendo un total de 27.

¿Recompensas con tan sólo caminar? ¡Ahora sí estoy interesado!
Manual Pokéwalker
Haz click en la imagen para verla en su tamaño original.

La segunda aplicación principal, el Buscaobjetos Pokémon (Dowsing Machine), fue introducido en los títulos de Pokémon Diamond y Pokémon Pearl, pertenecientes a la Cuarta Generación.

Para ser empleada en el Pokéwalker, el jugador necesitaba gastar 3 puntos “Watts”. La máquina, de daba al jugador 2 oportunidades para encontrar ítems escondidos en 3 matas de pasto. Recuerdo que al usar esta modalidad, aparecían algunas pistas para ayudarme a hallar los objetos.

Aparte de estos dos usos principales, un videojugador podía interactuar con otro poseedor del Pokéwalker mediante la conexión en los sensores infrarrojos. Dicha actividad, involucraba a los Pokémon guardados en el dispositivo. Cuando lo hacían, ambos jugadores recibían “Watts” y/u objetos especiales para las versiones Pokémon HeartGold y Pokémon SoulSilver. Un entrenador sólo podía interactuar con la misma persona una vez al día, con lo cual se fomentaba la convivencia social con distintos individuos y sus respectivas criaturas portátiles.

Como pueden, ver el Pokéwalker era una maravilla tecnológica; sus aplicaciones me permitieron sacarle todo el provecho a mis sesiones de juego en Pokémon SoulSilver. Pero eso no es todo, ya que como podrán leer más adelante, la influencia de este aparato se entendería más allá del mundo de los videojuegos.

El legado científico de Pokéwalker

Parte de la relevancia de Pokéwalker, reside en su precisión como aparato para registrar el número de pasos de un individuo y la distancia recorrida en diferentes condiciones. El 15 de abril de 2011, se presentaron los resultados de una investigación llevada a cabo por la Universidad del Estado de Iowa en los Estados Unidos.

Pokewalker Ciencia

El estudio fue realizado por Lorraine Lanningham-Foster, miembro de la división en Ciencias de la Nutrición y Alimentación Humana, junto con Randal Foster, Megan Barnes, Elsa Kracke, Samantha Kling y Maren Vik.

El documento estableció que el Pokéwalker mostró un reducido margen de error en la cuantificación de datos. La eficiencia del Pokéwalker, superó a la de otros aparatos para fines lúdicos como el Digiwalker (podómetro de la franquicia rival Digimon). Inclusive, su desempeño fue superior al de dispositivos médicos como Sensewear, un monitor metabólico en forma de brazal.

Otra de las observaciones de la investigación, determinaron que la tecnología del Pokéwalker sutilmente invitaba a sus usuarios a integrarse en las actividades positivas como el deporte y la convivencia sana con otros personas, mediante las cuales mejoraba su calidad de vida.

Por ejemplo, para generar un punto de “Watt”, se necesitaba que el usuario caminara 20 pasos, el mínimo requerido para quemar una caloría. Dado que el contador de pasos se reiniciaba a la media noche, lo anterior significaba que los dueños del dispositivo debían ejercitarse constantemente si querían obtener muchas recompensas en su sesión de juego.

Cabe señalar, que este proyecto aún continúa actualmente. Tras obtener los resultados previos los investigadores anunciaron que a futuro, observarían los hábitos de actividad física en las personas antes y después de haber usado dispositivos similares al Pokéwalker. La visión a largo plazo, es determinar el impacto positivo de los videojuegos y el deporte en la vida cotidiana.

Otros datos curiosos del Pokéwalker
Datos Pokéwalker
  • El máximo de pasos diarios que un Pokéwalker puede registrar de un pokémon a la vez, es de 99,999. Asimismo el máximo de “Watts” que se pueden acumular antes de ser transferidos al juego es de 9,999.
  • La música que suena en los menús del Pokéwalker, es bastante similar al tema de Pokémon Yellow, Gold, Silver y Crystal que suena en la impresora del Game Boy (Game Boy Printer).
  • Las imágenes de los pokémon que aparecen en la pantalla monocromática LCD, son los sprites (gráficos en un mapa de bits) de las versiones de Pokemon Diamond & Pearl en una escala de grises. Una excepción de esta apariencia, es el diseño de pokémon legendarios como Giratina o el Pichu de orejas trifurcadas.
  • El Pokéwalker pesa tan sólo 21 g y su batería de 3 voltios era realmente eficiente y podía durar meses dependiendo del uso, el número de pasos caminados y las condiciones ambientales durante la actividad física. Su modelo era la CR2032 y no era recargable.
Las grandes cosas vienen en tamaños pequeños
Pokéwalker

El Pokéwalker no sólo fue un aditamento más para disfrutar de los títulos de Pokemon Heart Gold y Soul Silver, también constituyó otro escalón en el desarrollo de nuevas tecnologías que llevarían a la Franquicia de Game Freak fuera de las plataformas convencionales.

Aparte, las actividades de interacción en esta máquina de 48 mm x 48 mm, trazaron el camino para nuevas experiencias de ocio como es el caso de Pokémon Go. Es por ello que el Pokéwalker, ocupa un lugar importante en la historia de los monstruos de bolsillo y su legión de seguidores.

Facebook Comments
Total
3
Shares
3 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Final Fantasy VII PS5

La segunda parte de Final Fantasy VII Remake aprovechará las capacidades de PlayStation 5

Next Post
Mediatonic + Epic Games

Mediatonic ha sido adquirido por Epic Games

Related Posts