Buscar por fecha
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
ThatArklayPlace

[ M# Picks ] Momentos gamer con nuestros papás

Día del Padre
Porque ningún reto parece imposible cuando estamos a su lado.

Nuestra pasión por los videojuegos nos ha regalado un sin fin de momentos inolvidables a lo largo de los años gracias a las grandes aventuras que hemos podido vivir a través de ellos; sin embargo, algunos de los recuerdos que más atesoramos como jugadores han sido en compañía de un ser querido sentado a nuestro lado.

Para muchos de nosotros, una de esas personas es nuestro papá, ya sea porque él nos introdujo al mundo del gaming o simplemente porque nuestro entusiasmo lo motivó a querer jugar también.

Es por ello que, para celebrar el Día del Padre, hemos decidido hacer un listado recordando aquellos momentos en que los videojuegos nos permitieron pasar tiempo de calidad con él. ¡Esperamos que lo disfrutes y nos compartas también el tuyo!

Liga Mexicana en Fifa 2005 | Daniel

A pesar de que mi papá nunca ha mostrado mucho interés en los videojuegos, ambos compartimos un gran gusto por los deportes, en especial por el fútbol. Por lo mismo, he tenido varias ediciones de FIFA, pero fue con la del 2005 que mi papá mostró interés, ya que ésta incluía por primera vez a todos lo equipos de la Liga Mexicana. Después de verme jugar varias veces, por fin se animó a tomar el control pues “no se veía que fuera tan difícil”, a diferencia de otro tipo de juegos.

Aunque al principio se le dificultaba mucho, no podía ocultar su cara de emoción al ver que podía controlar a sus jugadores favoritos. Creo que después de esa vez no volvimos a jugar, pero recuerdo con mucho cariño ese momento porque sentí cómo estuvo dispuesto a aprender algo desde cero con tal de poder jugar conmigo, y qué mejor que a un deporte que ambos disfrutamos.

Retas de F1 World Grand Prix | Mike

Mi papá siempre ha sido un fanático de la Fórmula 1. No hay domingo que no se le vea sentado frente al televisor mirando las carreras del torneo o algún otro programa en el que se aborde dicho deporte.

Por el motivo anterior, cuando mi hermano y yo conseguimos el juego F1 World Grand Prix para Nintendo 64, fue imposible no verlo sentado a nuestro lado en algunas ocasiones disfrutando con nosotros de unas cuantas partidas. Ya imaginarán su expresión de felicidad al tomar el control y manejar con alguno de sus ídolos.

La verdad, no recuerdo si compramos el juego entre mi hermano y yo, pero ahora que lo pienso, creo que más bien nos lo obsequiaron nuestros padres y comienzo a sospechar que nos los dieron no precisamente para disfrutarlo nosotros…

Resolver acertijos en Adventures of Lolo | Alfredo

El juego que más recuerdo haber disfrutado con mi papá fue Adventures of Lolo. Había una tienda Gigante cerca y en una visita vimos que tenían de estreno este juego, con nuestro poco inglés leímos la sinopsis de la caja y lo rentamos por el fin de semana -antes de Blockbuster las tiendas de autoservicio tenían un espacio para rentar películas y videojuegos-.

Llegamos a casa y pusimos el juego; primero, tomamos turnos mi hermano y yo para jugar, pero no pasábamos del primer mundo, fue cuando mi papá descifró la mecánica de los puzzles que logramos pasamos el primer nivel, el segundo y así fuimos avanzando. Nos dimos cuenta que teníamos que guardar las contraseñas para empezar donde nos quedamos y continuar con el nivel hasta vencerlo.

Mi papá no era tanto de videojuegos y algunas veces veía qué jugábamos, pero rescatar a la Princesa Lala resolviendo puzzles para conseguirlo, fue algo que nos atrapó a los tres por un fin de semana completo. Ahora, gracias a las consolas virtuales, he podido volver a jugar este clásico del NES.

The Simpsons Arcade Game | Fer

Elegir un videojuego que represente uno de los mejores momentos de diversión junto a mi papá no fue tarea fácil. Después de todo, él fue una de las personas que me introdujo a este maravilloso medio, cuestión por la cual (entre otras muchas cosas) le estaré eternamente agradecido.

Sin embargo, tras meditarlo por varias horas, llegué a la conclusión de que disfrutar The Simpsons Arcade Game junto a él, constituyó una de los eventos más memorables durante mi infancia. Aún recuerdo las tardes dentro de un local iluminado por luces de neón, ruidos tan caóticos como atrapantes y el sonido de las monedas entrando en las máquinas de diversos aparatos.

A pesar de que este título se lanzó en 1991, no sabría de su existencia hasta varios años después. Tal circunstancia en realidad fue increíble para todos aquellos que se divirtieron en los llamados “centros de maquinitas”, pues podrían entretenerse horas con experiencias de múltiples géneros sin importar si fuesen nuevos o viejos. Y teniendo uno de los mejores compañeros de juegos a mi lado, ese momento me enseñó que para los videojuegos no hay edad límite.

Wii Sports | Víctor

Mi padre en general nunca se involucró mucho en mis tardes de juego, de vez en cuando se limitaba a ver mientras jugaba algún título y me preguntaba o comentaba algo al respecto -como que por qué Peter Pan no tenía a su Campanita mientras jugaba The Legend of Zelda: The Wind Waker-, pero de vez en cuando se presentaba la ocasión para obligarlo a jugar y su inexperiencia absoluta era bastante divertida.

Mi recuerdo más gracioso en este sentido fue cuando mi hermano y yo obligamos a mi madre y a él a jugar Wii Sports y Wii Sports Resort. Recorrimos todos los diversos minijuegos que incluyen los títulos pero definitivamente el más gracioso fue el box.

Por alguna razón, mi papá terminaba agarrando el Wiimote y el Nunchuk no tan correctamente por lo que sus golpes no se detectaban al 100% y su defensa quedaba abierta, momento que era aprovechado por mi madre para meterle una serie de golpes en la cara. Llegó el punto en el que mi papá, frustrado de su pésima defensa, se lanzó al ataque y con algunos golpes bien acomodados terminó noqueando a mi mamá. Cabe aclarar que su victoria se dio luego de tres derrotas consecutivas, pero como bien dicen “gol gana”, y mi papá se fue sintiéndose victorioso de que ganó la última pelea.

Super Mario 64 | Aldo

Mi primer juego, así como mi primera consola y algunos de mis primeros recuerdos, fueron con Super Mario 64 y el Nintendo 64. Tendría cuatro años cuando mi papá recién lo había comprado para celebrar que acababa de terminar la maestría, y una mañana de fin de semana me lo mostró. Recuerdo haberme quedado fascinado viendo un mundo completamente tridimensional por primera vez en mi corta vida y me nació la fascinación por conocerlo más. Ya desde antes tenía interés por cosas de tecnología e incluso me ponía a manipular la videocasetera cuando quería ver algo.  Pero esto, era algo completamente nuevo para mí.

Al final del día y con el paso del tiempo mi papá no se enganchó con los videojuegos, pero yo desde ese momento quede atrapado y gracias a lo que hizo he tenido esa pasión desde entonces.

Noches furtivas de El Rey León | Hugo

Si bien mi papá nunca fue tan asiduo a los videojuegos, siempre fue un pasatiempo ligero para él. Recuerdo que la primer consola a la que tuve acceso gracias a él fue el Atari 2600, y así pasando por cada consola de Nintendo, desde el NES hasta experiencias de juegos en MS-DOS en la PC.

Sin embargo, nunca veía que el jugará, sus ratos libres eran ocupados para hacer o ver deporte y disfrutar de películas. Es por eso que siempre se me quedará muy grabado una noche de fin de semana en la que unos ruidos me despertaron por la noche. Como todo niño, al principio me espanté porque alcanzaba a escuchar un sonido tenue que venía desde la sala, por lo que primero trataba de determinar qué era lo que escuchaba.

Luego de un rato, pude distinguir uno de esos sonidos misteriosos y me sorprendí al saber que era de alguien jugando con mi Super Nintendo, motivo por el que me paré para averiguar de quién se trataba. Para mi sorpresa, era mi papá, quien estaba tratando de pasar un nivel del juego Aladdiín. Mi sorpresa se incremento a la siguiente mañana cuando nos compartió a mí y a mis hermanos que ya había descubierto cómo pasar el laberinto de The Lion King, aquel nivel poco antes del final que te exigía pasar por un número de cuevas para poder llegar a la roca del rey. Lo mejor fue cuando nos mostró cómo hacerlo y puedo decir que es de los pocos títulos que él acabo antes que yo (el otro es Prince of Persia).

Debido a lo anterior, cuando anunciaron la compilación Disney Classic Games: Aladdín and The Lion King, no pude evitar sonreír ya que precisamente son los dos juegos significaban mucho para mi.

Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post
Nuevo Crash Bandicoot

¡Sorpresa! Por fin tendremos un nuevo Crash Bandicoot

Next Post
The Last of Us Soundtrack

El soundtrack de The Last of Us Part II ya está disponible en plataformas digitales

Related Posts