Buscar por fecha
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
ThatArklayPlace

Opinión | Nintendo no sabe utilizar Internet

La idea de proteger a los niños afecta la experiencia de todos los usuarios.

Es increíble que en pleno 2016 un usuario de Nintendo no pueda tener una experiencia plena con sus consolas y las compras realizadas de manera online. Con lo anterior me remito al simple hecho de cambiar de consola o intentar compartir nuestros juegos con otra máquina en el mismo domicilio.

Es bien sabido que las capacidades en línea de Nintendo se limitan por el “trato” que la compañía busca ofrecer a los jugadores más pequeños. Como si viviéramos en los noventa, la “gran N” mantiene un régimen estricto sobre lo que puede o no hacer el usuario, limitando sus posibilidades de manera bastante extraña, por no decir absurda.

tumblr_n9c52jR1XS1rhr4s0o7_500
Los juegos sociales sin socializar

Vaya, antes de pasar al asunto monetario y las cuentas personales, el que Nintendo no nos permita siquiera tener un chat de voz en los juegos con multijugador en línea o que sigamos haciendo amigos con un número más grande que nuestro teléfono, es bastante aburrido. En un mundo con tantas opciones, donde los jugadores pueden hacer un streaming de cualquier cosa o compartir cualquier momento de manera inmediata, es insulso pensar en las restricciones de Nintendo.

Los japoneses hacen que Wii U tenga una red social completamente funcional, con la opción de seguir a los jugadores que tienen gustos similares a los nuestros y compartir imágenes de manera “sencilla”. Sin embargo, su innovación se queda estancada, pues Miiverse es un complemento exclusivo de jugadores de Nintendo, que es poco práctico para aquél que desea publicar su última captura de pantalla en Facebook o Twitter y que desde su nacimiento se espera tenga una mejora importante para su llegada a plataformas ajenas a Nintendo.

Si bien Miiverse parece ser el primer paso lógico a lo que hoy conocemos que será el futuro de la “gran N”, no deja de parecer obsoleto ante las posibilidades que da un Xbox One o PlayStation 4. Decir que lo anterior se justifica por ser una opción de lanzamiento, es aún peor, pues las consolas mencionadas pueden actualizarse de manera extraordinaria vía Internet.

Miiverse

Al final del día, las opciones que ofrece una consola como Wii U, y ya no hablar de un 3DS que es más limitada, son una parte muy superficial de lo que hoy en día es el entorno completo del gaming. Las usemos o no, el hecho de no ser las mejores o por lo menos ser competitivas, hacen de las consolas Nintendo una experiencia poco atractiva. ¿Para que apelar a un público casual, si el jugador que hoy en día consideramos como tal, usa sin medida las opciones que Nintendo limita? Una de dos, Nintendo no sabe usar Internet o no entiende a los jugadores que desea como usuarios de su marca.

A pesar de todo lo anterior, sigue siendo sorprendente el desempeño que Nintendo tiene en sus juegos en línea. Hablando de títulos exclusivos como Super Smash Bros., Mario Kart 8 o, el recién lanzado, Pokkén Tournament, es muy difícil tener una mala partida o echarle la culpa al lag después de una derrota. Como es tradición, todo lo relacionado al sistema de juego es -casi- perfecto en Nintendo.

Más dispositivos, más problemas

Hasta ahora, todo lo mencionado tiene que ver con las opciones sociales que Nintendo ha implementado en sus últimas dos consolas, lo que nos lleva a pensar en un futuro incierto para la compañía en su búsqueda de quedar bien con todo mundo. El siguiente paso de los dueños de Mario y Zelda los coloca como el centro de una red de sistemas que buscarán promover los principales atributos de la compañía. Estamos hablando de conectar lo que hacemos en nuestro futuro Project NX con nuestras consolas de octava generación, redes sociales, la nueva Nintendo Account y los dispositivos móviles.

Básicamente estamos hablando poner a Nintendo en una posición similar a la que Xbox One y PlayStation 4 se integraron a finales de 2013, pero que seguramente arrastrara los errores que acompañan a la compañía desde el DS y el Wii como el friend code o el bloqueo regional; sin contar que entra a una generación que parece llegar a su periodo más fuerte y que a pesar de poder tener una maquina más poderosa, no obtendrá ninguna ventaja, pues la industria se ha colocado en favor de los actuales competidores y los primeros cambios significativos están próximos a estrenarse.

28l

A pesar de todo, Nintendo ya ha dado un importante primer paso hacia su nueva forma de presentarse al público: Miitomo. La primera aplicación/juego de la compañía japonesa para dispositivos iOS y Android ha sido todo un éxito en los territorios donde ha sido lanzada, colocándose en el primer lugar de la appstore de Estados Unidos en sus primeras 24 horas y generando un promedio de 280,000 dólares semanales gracias a sus más de 350 mil usuarios diarios. Definitivamente la “gran N” sabe hacer videojuegos, pero sigue sin entender las nuevas plataformas, Miitomo solo está disponible en algunos países y si quieres ingresar a la app con tu cuenta de Nintendo Network, tendrás que ser de un país donde la aplicación esté disponible.

Algo similar ocurre con My Nintendo Account, la nueva cuenta de Nintendo que recompensará a los usuarios de sus plataformas. El sustituto de Club Nintendo ya está disponible en México y entre sus enormes beneficios tenemos la posibilidad de conseguir juegos, temas y hasta descuentos. Sin embargo, las recompensas son otorgadas después de gastar en la e-shop de Wii U o 3DS y los puntos que generamos por esas compras expiran después de seis meses. Ni siquiera los puntos que nos dan en el cine o en restaurantes tienen fecha de caducidad y los juegos en físico (que cuestan lo mismo) no dan puntos.

Estamos hablando que la misma compañía que nos impide pasar nuestras compras de una consola a otra o compartir nuestros juegos, ahora nos quiere vender la idea de comprarle en línea y ganar recompensas por ello. Nada de descuentos semanales o promociones, todo lo que obtenemos es en favor de lo que gastamos. Obviamente ni siquiera pensar en la idea de compartir o transferir nuestras compras; su más reciente portátil ha sido modificada en tres ocasiones diferentes de manera significativa y hay decenas de consolas especiales de la misma, es evidente que, si eso no ha llevado a Nintendo a replantear sus políticas de compras en línea, nada lo hará.

Al final del día seguimos teniendo el Nintendo que todos amamos, el que hace juegos increíbles, que entiende las plataformas donde lanza esos juegos y que tiene un impecable trabajo detrás de sus productos. Pero también tenemos un Nintendo que se comporta restrictivo en sus políticas, que sigue ignorando a América Latina, que nos limita por vivir fuera de sus regiones establecidas y que parece no saber cómo es que Apple o Google cuidan a sus usuarios, sus tarjetas de crédito y su información personal.

Miitomo-ani

Parece que Nintendo vive aterrada ante la idea de un hack como el de PlayStation 3 en 2009 o que sus servicios sean atacados por Lizard Squad en Navidad. Nintendo quiere proteger nuestros datos bancarios, a los más pequeños del hogar y su reputación casual, pero afecta a todos los usuarios interesados en sus productos.

Y lo peor de todo es que Nintendo no logra identificar a sus usuarios, quiere que los jugadores actuales apelen a una aplicación como Miitomo o a las recompensas de My Nintendo Account, cuando ellos son los menos interesados en esos productos. Su primer producto para dispositivos móviles es un éxito, pero, ¿te has preguntado quién está utilizando Miitomo?

Facebook Comments
Total
0
Shares
0 Share
0 Tweet
0 Share
0 Share
0 Share
Previous Post

Amarás la nueva línea de peluches Pokémon durmiendo

Next Post

Microsoft anuncia el fin de la producción de Xbox 360

Related Posts